Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera propone una contracumbre para defender el trilingüismo en la escuela

El líder de Ciutadans considera que el PP está “inhabilitado” para hablar de educación

El borrador de la nueva reforma educativa del ministro José Ignacio Wert está centrando el debate político y ciudadano en Cataluña. Muestra de ello es la cumbre convocada para este miércoles a favor de la inmersión escolar en catalán, promovida por Artur Mas y que también contará con la presencia de ERC, el PSC e Iniciativa. Por su parte, desde Ciutadans (C’s), han propuesto una contracumbre para defender el trilingüismo en los colegios.

Según el presidente del partido, Albert Rivera, el único modelo de éxito posible debería contar con el 40% de las clases en catalán, el 40% en castellano y el 20% restante en inglés, otorgando a las tres lenguas la categoría de vehiculares. “Queremos que se traslade el modelo de éxito de la escuela privada a la pública”, ha señalado, tras recordar que el fracaso escolar en Cataluña supera el 30%.

Aunque todavía no ha iniciado la ronda de contactos con el resto de partidos ni ha marcado una fecha para la reunión, el jefe de filas de Ciutadans ha confirmado que, “a diferencia de la cumbre de Artur Mas”, luchará por la defensa y el cumplimiento de la ley y la incorporación del inglés en la escuela. Además, Rivera ha acusado al PP de “guardar el modelo educativo en el cajón para pactar con CiU durante dos años” y ha considerado que, por ello, “están inhabilitados” para hablar del tema.

Para Rivera, Convergència se está aferrando a un “modelo obsoleto, de los años 80” que quiere excluir a una lengua oficial en Cataluña como el castellano. “A mí nunca ni se me ocurriría que el catalán no fuese una lengua vehicular en Cataluña” ha dicho. El dirigente político ha afirmado que Artur Mas está utilizando el debate lingüístico para tapar su fracaso electoral y evitar dar explicaciones sobre si pactará, o no, con ERC.

Por último, Rivera ha asegurado que volverá a presentar una enmienda (como ya hizo la legislatura pasada) para aplicar su modelo trilingüe y ha lamentado que se utilice la educación con fines identitarios. “La escuela no está para catalanizar ni españolizar”, ha sentenciado.