Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz defiende la adjudicación del CAP de L’Escala a Eulen

El consejero dice "compartir la preocupación" por la privatización de la gestión de los centros asistenciales

El consejero de Salud en funciones, Boi Ruiz, aseguró ayer que “comparte la preocupación” por la privatización de la gestión de un centro de atención primaria (CAP) y siete consultorios del área básica de salud de L’Escala. Pero no dio marcha atrás, ni ante los alcaldes de los nueve municipios afectados, que le pidieron que rectifique la decisión de poner la atención primaria de más de 16.000 personas en manos de Eulen, una multinacional de los servicios a empresas.

Ruiz, que tendrá que comparecer ante la Diputación Permanente del Parlamento la próxima semana para explicar la medida, solo se comprometió a evaluar mensualmente la actividad de Eulen si la empresa se hace finalmente con la gestión, que le ha sido adjudicada provisionalmente mediante un concurso público. El procedimiento de adjudicación ha quedado bloqueado mientras el Departamento de Economía no resuelva las alegaciones que ha presentado la Fundación Salud Empordà, entidad sin ánimo de lucro que hasta ahora gestionaba los centros y que también gestiona el hospital comarcal de Figueres.

Ruiz se limitó a reiterar a los alcaldes que el procedimiento “cumple con todas las garantías” que prevé la ley y que el Servei Català de la Salut (CatSalut), organismo adjudicador, “garantizará en todo momento la calidad de los servicios” mediante el contrato y el control de los resultados de la atención. El CatSalut afirma que cuenta con “el compromiso” de Eulen de que mantendrá a los profesionales vinculados hasta ahora a la fundación.