Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
tras el final de eta

Covite ve un negocio con la paz en la concesión de ayudas del Gobierno

Duras críticas de Consuelo Ordóñez hacia la política de subvenciones, sobre todo desde Interior

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha acusado al Gobierno de Patxi López de haber utilizado a las víctimas del terrorismo como "excusa" para presupuestar más de 13 millones de euros durante su mandato dedicados al ámbito de la paz y que han servido, según este colectivo, para que otras personas hagan "un suculento negocio".

La portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Consuelo Ordóñez, ha hecho esta denuncia durante una rueda de prensa, en la que ha presentado un informe, elaborado por el periodista Juan Fernández Calderín, que señala que desde que el socialista Patxi López llegó a Ajuria Enea, el Gobierno Vasco ha destinado 13.414.160 euros a este tipo de políticas.

El colectivo detalla en un informe todas las ayudas desde departamentos a grupos de víctimas

En concreto, a aquellas relacionadas con los Derechos Humanos, la convivencia democrática, la educación para la paz y la memoria histórica, indica este estudio, preparado con documentación procedente de fuentes oficiales de las distintas consejerías y de información publicada por el propio Ejecutivo.

El Departamento de Interior, con 5,3 millones de euros, es el que más recursos ha invertido en estas políticas y el que ha destinado la partida más importante, 2,5 millones, al organismo que ha recibido  las críticas más duras, la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorsmo, que dirige Maixabel Lasa.

Ordóñez ha dicho que esta oficina de "desatención" ha dedicado más de 900.000 euros a personal, más de 680.000 a funcionamiento, además de otros gastos que suman 100.000 euros, y ha opinado que no se justifica "semejante dispendio", dada "la escasa, por no decir nula, relación que ha tenido con Covite, que es la asociación de víctimas mayoritaria del País Vasco".

Ha indicado que la Dirección de Maixabel Lasa les ha negado prestaciones con el argumento de que ya se encuentran cubiertas por la legislación nacional, por lo que consideran "obvio" que éste es "un caso más de duplicidad de órganos que lo único que hacen es generar un doble gasto sin ningún tipo de justificación".

También ha cuestionado que el Departamento de Interior haya otorgado más de la mitad de las subvenciones para asociaciones -852.759 euros de un total de 1.635.000- a colectivos de fuera de Euskadi, cuyas respectivas comunidades autónomas "ya reconocen ayudas de este tipo" y a las que no tienen acceso colectivos vascos. Las consejerías de Justicia, con 3,9 millones de euros, y Cultura, con 2,8 millones, son las siguientes con mayores partidas para las políticas sobre la paz, según el informe.