Air Nostrum baja el salario hasta un 50% a 1.800 empleados ante la crisis

La compañía aérea destinará al alquiler en Europa y emergentes sus aviones de 50 plazas La empresa cerrará el año con 40 millones de pérdidas y espera volver a beneficios en 2015

Carlos Bertomeu, consejero delegado de Air Nostrum, en imagen de archivo.
Carlos Bertomeu, consejero delegado de Air Nostrum, en imagen de archivo.EFE

La compañía aérea Air Nostrum anunció este viernes un profundo proceso de reestructuración “para afrontar la crisis provocada por el deterioro de la economía española y la nueva configuración del sector”, con el objetivo de volver a beneficios en el año 2015. La previsión de la empresa es cerrar este ejercicio con unas pérdidas de 40 millones de euros antes de impuestos. La compañía ha indicado que espera aplicar la reestructuración sin despidos pero con una fuerte bajada salarial, que oscilará entre el 25% y el 50%. El consejero delegado, Carlos Bertomeu, ha explicado que la reducción en la alta dirección será del 40%. “Solo con el ejemplo podemos pedir al resto de la plantilla que asuma un ajuste salarial”, ha agregado. El ahorro esperado con la bajada de sueldos es de 22 millones de euros.

Fuentes de la empresa han afirmado que la meta es aproximarse a los umbrales de las nuevas compañías aéreas. Esto es, de las aerolíneas de bajo coste. El plan se presenta poco después de que Iberia, con la que Air Nostrum tiene un acuerdo de franquicia, anunciara rebajas similares para alcanzar niveles próximos a los de Vueling.

El plan trazado para salir de los número rojos contempla la progresiva desaparición de los modelos de avión de 50 plazas, los CRJ 200. La caída de los ingresos por billete por debajo de los 100 euros y el aumento del precio del petróleo (un 460% desde el año 2000) han hecho que dejen de ser rentables, ha señalado el consejero delegado. La compañía destinará estos aviones al alquiler, con y sin tripulación, “en regiones menos afectadas por la crisis y países emergentes. Una fórmula que ya utiliza en Canarias, Dinamarca y Noruega, y que podría extender a Alemania, Panamá, Uruguay, Marruecos y Ghana.

La compañía cree que el resto de aviones de su flota (de 72, 90 y 100 plazas) sí pueden ser rentables ajustando los costes, principalmente salariales. Las negociaciones con los sindicatos empezarán la semana que viene con la intención de que el plan se aplique desde el 1 de enero.

Air Nostrum también introducirá otras medidas para cuadrar las cuentas, como la eliminación de la flota de los coches para directivos o el reforzamiento de la unidad de chárter. La documentación presentada por la compañía recoge que la previsión inicial de pérdidas para 2012 era muy superior al que se contempla ahora: 73,5 millones de euros.

Para evitarlo la empresa ha puesto en práctica una batería de medidas, que incluye la reducción de la producción, bajadas de costes, acuerdos con la compañía canadiense Bombardier para el soporte de la flota parada y venta de derivados financieros "que han aminorado las pérdidas en 24, 3 millones de euros". Aparte del muy difícil contexto económico y de la subida del precio de los carburantes, la subida de tasas por pasajero de AENA le ha supuesto un nuevo coste de tres milones de euros.

La disminución de los aviones con menos capacidad se producirá en paralelo con un aumento de la flota de aviones más grandes, indicó la empresa. Respecto a la posibilidad de que Air Nostrum traslade su sede desde Valencia a Bilbao, Bertomeu ha indicado que la opción no se ha descartado, pero que la prioridad es hoy devolver a la compañía al terreno de las ganancias.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50