Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP planea rechazar las enmiendas de Fabra a los Presupuestos del Gobierno

"Tenemos mucho potencial, pero no sirve de nada con nuestra imagen por los suelos", dice AVE

El 'lobby' reclama al Consell que promueva la unidad entre valencianos para lograr los objetivos

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados planea rechazar todas las enmiendas con las que el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, pretendía mejorar al menos parcialmente el gran hachazo que el Gobierno contempla en la inversión del Estado en la Comunidad Valenciana del año que viene, y que supone un 35% respecto al del año 2012, en el que también sufrió una drástica rebaja.

Las fuentes del PP consultadas apuntan a que es muy difícil que Fabra logre, no ya los 144 millones de euros de mejora que esperaba, si no prácticamente ningún gesto que le sirviera de las críticas que, desde todos los ámbitos, le llueven al jefe del Consell en la comunidad autónoma.

El plazo para presentar las enmiendas concluye a mediodía del viernes. Las fuentes indican que solo si el presidente Fabra ha alcanzado algún tipo de pacto muy discreto con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, podría evitarse el rechazo. Pero ven muy complicado que pueda conseguirse.

Además de un aumento en la inversión, especialmente en el corredor ferroviario mediterráneo, el presidente de la Generalitat había tratado de introducir medidas que amortiguasen la nueva tasa al gas que utiliza la industria, y que las empresas cerámicas de Castellón han advertido que tendría un impacto muy negativo en su negocio.

Antes de que trascendieran las informaciones sobre la suerte de las enmiendas impulsadas por Fabra, el complicadísimo escenario económico ya había llevado este jueves a la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), el principal lobby económico de la comunidad autónoma, a ser mucho más directo de lo que han tendido a ser las declaraciones públicas en los últimos años. En un almuerzo al que la asociación había invitado al vicepresidente de la Generalitat, José Ciscar, el presidente de AVE, Vicente Boluda, ha advirtido del bucle en el que parece hallarse la Comunidad Valenciana: "Estamos fallando como sociedad, en su conjunto. No somos capaces de levantar ese estigma que pesa sobre nosotros de que no jugamos limpio, de que somos los peores gestores de España, y de que en nuestra región empiezan y terminan muchos de los males de España".

Boluda ha considerado injusta la percepción que se ha instalado en el resto de España y en el extranjero, pero ha añadido: "Quizás nos la hayamos ganado a pulso por no gestionar adecuadamente los conflictos que se iban generando". Y ello "impide que podamos defender con garantías de éxito y con la debida fortaleza cuestiones vitales para nuestra competitividad e incluso supervivencia", ha declarado el empresario naviero en un discurso que la asociación, como hace habitualmente, ha distribuido.

El presidente de AVE no ha pronunciado la palabra corrupción, aunque es conocido el hartazgo que sienten los empresarios ante el desfile de imputados, que mantienen sus cargos públicos, por los tribunales un día sí y otro también. E igualmente es sabido su malestar por el modo en que se gestionó la Comunidad Valenciana y la lentitud con la que se está redimensionando ahora el sector público de la Generalitat.

La receta del 'lobby' para conseguir los tres elementos que considera claves para el futuro del territorio -la mejora de la inversión del Estado en la comunidad autónoma, la reforma del modelo de financiación y el corredor ferroviario mediterráneo- pasan por "hacer los deberes en casa y por trabajar más y unidos". "Y cuando hablo de unidos hablo de sociedad civil, empresarios, partidos políticos (todos), universidades, etcétera".

Y al mismo tiempo, ha afirmado Boluda, resulta necesario "generar credibilidad" cumpliendo los compromisos y, en primer lugar, pagando las deudas a todos los colectivos a los que la Generalitat debe dinero.

"Tenemos mucho potencial, grandes empresarios, científicos, universidades... Pero eso no sirve de nada si nuestra imagen sigue por los suelos", ha concluido Boluda, tras ofrecer a Ciscar el apoyo de AVE para defender la imagen de la Comunidad Valenciana "tanto en España como en el extranjero".