Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción andaluza de aceite de oliva se reduce un 62%, la peor desde 1995

La mercancía en depósito permite atender los mercados y los precios moderan su repunte

Presentación del primer aforo del aceite. Ampliar foto
Presentación del primer aforo del aceite.

Andalucía afronta la peor campaña olivarera desde la última gran sequía del año 1995. El primer aforo elaborado por la Consejería de Agricultura y presentado este lunes en Jaén estima una cosecha de 625.300 toneladas de aceite de oliva, con una reducción media del 62% con respecto al año pasado, similar a la que baraja la producción nacional. El impacto mayor lo sufrirá Jaén, la provincia olivarera por excelencia, con una reducción del 75%, lo que hará que se pierdan más de cinco millones de jornales y unos 300 millones de euros.

La comunidad andaluza, que concentra el 82% del aceite español, perderá peso en el contexto mundial ya que el resto de países productores no han sufrido en igual medida las adversas condiciones meteorológicas y la bajada prevista es del 19%. Con todo, el consejero, Luis Planas, considera que con las existencias actuales (de 690.000 toneladas a finales de septiembre) se garantizan las demandas de los mercados, aunque podría haber problemas de desabastecimiento para la campaña 2013-2014.

Pero las pésimas previsiones, y el almacenamiento activado por los productores, no han impedido que los precios en origen del aceite virgen extra repunten hasta los 2,48 euros, aunque no llegarán a los 4,19 alcanzados en enero de 2006 por el impacto de las heladas del año anterior. Planas advirtió del peligro que pueden tener las fluctuaciones “abruptas” de precios y se mostró confiado en que la nueva PAC (Política Agraria Común) que ultima Bruselas contenga los instrumentos de mercados solicitados por el sector.

Primer aforo del olivar andaluz

Producción aceituna 2012-13: 2.439.467 toneladas.

Producción aceite: 513.948 toneladas (un 62% menos que el año anterior).

Por provincias, Jaén producirá 170.000 toneladas de aceite, Córdoba 148.000, Sevilla 64.412, Granada 61.739, Málaga 51.850, Almería 9.704, Cádiz 4.705 y, finalmente, Huelva, con 3.538 toneladas.

La superficie de olivar en Andalucía es de 1.516.343 hectáreas y hay censadas 169.459 explotaciones de olivar.

El valor medio de la producción en los últimos años ha sido de 2.215 millones de euros.

La cosecha de aceituna de mesa prevista es de 335.590 toneladas, un 17% menos que la campaña anterior. De esa cantidad, 250.000 toneladas se producirán en Sevilla.

El olivar venía de las tres últimas campañas récord en producción. El agotamiento del árbol junto con la sequía del invierno y las heladas de febrero han frenado el desarrollo vegetativo del olivo, aunque los técnicos aún confían en una revisión al alza del aforo al engordar la aceituna con las últimas lluvias. Aun así, el impacto no va a ser igual en todas las provincias. Tomando como referencia la media de las cinco últimas campañas, la reducción en Andalucía será del 53%, con fluctuaciones que van desde el -22% de Sevilla al -69% de Jaén. Córdoba, la segunda provincia olivarera, producirá tan solo 22.000 toneladas menos que Jaén. Solo en Almería crece la producción un 3%, pero debido al incremento de las nuevas plantaciones.

Pese al dramatismo de las cifras, el consejero de Agricultura puso en valor al auge de las exportaciones en la última campaña, por encima de las 500.000 toneladas en Andalucía y de 720.000 en España. “Nos encontramos en un momento récord de exportaciones que debemos aprovechar para desarrollar alianzas estratégicas de comercialización y orientación de mercado y consolidar el liderazgo internacional”, señaló Planas, para quien la actual situación de los mercados representa una buena oportunidad para intentar disminuir los actuales desequilibrios que se producen dentro de la cadena de valor y evitar los bajos precios. Los principales destinos de las exportaciones andaluzas son la UE que concentran el 71%, principalmente Italia (41%). También se exporta, en menor medida, al mercado asiático (6%) y a EEUU (11%).

Precisamente, el consejero de Agricultura calificó como “batalla comercial” las medidas anunciadas por las autoridades estadounidenses para limitar las importaciones de aceite de oliva a través del análisis de las condiciones de competencia y otras acciones en las fronteras para desanimar las exportaciones hacia ese país. “Alguien ha pensado en cambiar las reglas de juego y eso es incompatible con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, subrayó Planas, que dejó claro que Andalucía “no se va a plegar” los “intereses comerciales” del gigante americano. Frente a los ataques recibidos desde el exterior cuestionando la calidad de los aceites españoles, Planas valoró el “esfuerzo” del sector andaluz por la calidad del oro líquido.