Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los parados de larga duración tendrán una renta de subsistencia

Izquierda Unida y PSOE negocian una partida especial en los Presupuestos de 2013

Los parlamentarios de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo, Diego Valderas y José Antonio Castro, en la Cámara autonómica. Ampliar foto
Los parlamentarios de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo, Diego Valderas y José Antonio Castro, en la Cámara autonómica.

El Gobierno andaluz trabaja en un programa para prestar ayuda a las familias que no tienen nada. Se trata de una especie de renta de “subsistencia” destinada a los parados de larga de duración sin ningún ingreso y en cuya unidad familiar todos los miembros estén desempleados. El proyecto se halla aún en fase embrionaria, aunque la idea es incluirlo en el proyecto de Presupuestos de la comunidad para el ejercicio de 2013, según explicó este miércoles el portavoz parlamentario de Izquierda Unida, José Antonio Castro, y corroboraron fuentes del Ejecutivo autónomo.

El respiro que ha supuesto la elevación del techo del endeudamiento para el próximo ejercicio del 13,2% del producto interior bruto al 15,1% o 15,3% —precisamente, lo que tenía aprobado Andalucía con anterioridad—, junto con los anticipos a cuenta del sistema de financiación y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), ha contribuido a aflojar un poco la tensión de las finanzas andaluzas. Los datos macroeconómicos son malos y el mercado de trabajo se resentirá todavía más, pero ya no existe la imperiosa necesidad de dar un severo tajo al Presupuesto de 2.700 millones y dedicar ese dinero a pagar endeudamiento, como predijo el propio José Antonio Griñán a finales de julio.

Izquierda Unida sostiene que lo más urgente es aprovechar el balón de oxígeno para remediar situaciones extremas, como las de las familias que no reciben ningún tipo de ingresos, y que, estima Castro, están ya en torno a las 500.000 personas. El salario social, llamado oficialmente renta mínima de inserción, que está en vigor en Andalucía desde finales de 1990, es insuficiente, argumenta el portavoz de IU, quien asegura, además, que apenas cubre el 10% de las necesidades. Esta ayuda —que consiste en una prestación económica mensual del 62% del salario mínimo interprofesional durante un máximo de seis meses— estaba pensada para las situaciones de emergencia estructurales y en el primer semestre de 2012 atendió a 18.916 familias.

“No podemos tolerar que haya multitud de familias que subsistan con la pensión del abuelo, tenemos que actuar”, añadió el izquierdista, que insistió en el que la crudeza de la crisis ha creado una nueva realidad que necesita respuestas inmediatas de las Administraciones públicas. El acuerdo programático que suscribieron PSOE e Izquierda Unida para cerrar el Gobierno de coalición habla de aprobar una ley de renta básica de ciudadanía, cuya posibilidad contempla el Estatuto de Autonomía, pero es un objetivo a largo plazo. “Ese es el objetivo”, explicó Castro, “pero mientras es posible articular mecanismos con cargo al próximo Presupuesto”. Fuentes de la Junta precisaron que ya se han producido conversaciones entre el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU), y la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, si bien matizaron que está en fase de estudio. En consecuencia, la cuantía del subsidio, los requisitos, y el tiempo de recepción está por determinar. “Vamos a intentar ser lo más solidarios posible para que esos andaluces, a partir de enero de 2013 o marzo de 2013 puedan recibir durante unos meses esa ayuda que les alivie algo y que también permita que haya consumo”, declaró Castro en una entrevista a Canal Sur TV.

El número dos del PSOE, Mario Jiménez, apoyó este miércoles la medida y la calificó como de “absoluta justicia” atender a esta capa de la población. Jiménez aprovechó para atacar al Gobierno de Mariano Rajoy y aseveró que ningún Ejecutivo “decente”, como el andaluz, puede dejar de estar cerca de los que peor lo están pasando, frente a unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 que se han llevado por delante un 35% de la financiación de los servicios sociales de los ayuntamientos y de las ayudas para emergencia social.

La Junta baraja presentar el proyecto de Presupuestos de 2013 a mediados de noviembre —normalmente, las cuentas han llegado al Parlamento antes del 31 de octubre—, por lo que todavía hay margen para aquilatar las condiciones y cuantía final de esta ayuda, que el parlamentario de IU definió como “renta de subsistencia”.