La Junta reclama a Montoro más de 2.000 millones en inversiones desde 2008

Ávila pide a Hacienda que liquide la inversión de 2010 y la ejecución de 2011

Antonio Ávila (izquierda), Cristóbal Montoro (centro), y Carmen Martínez Aguayo (derecha).
Antonio Ávila (izquierda), Cristóbal Montoro (centro), y Carmen Martínez Aguayo (derecha).ÁLVARO GARCÍA

Andalucía mantiene firmes sus reivindicaciones económicas ante el Gobierno central pese a la posición de “colaboración institucional” mostrada por la comunidad en la reciente Conferencia de Presidentes. El Gobierno andaluz ha mostrado su disposición a seguir reclamando las partidas presupuestarias que por su peso poblacional le corresponden, y que están recogidas en su Estatuto de Autonomía, en su Disposición Adicional Tercera (DAT).

Para ello, la Consejería de Economía ha transmitido por carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, su exigencia de que le sean transferidos ya los 1.504,54 millones de euros que el Estado tiene reconocidos como desviación de las inversiones del Estado en los Presupuestos Generales de 2008 y 2009, y que se cumpla la DAT en los sucesivos presupuestos del Estado hasta 2014, fecha fijada por el Estatuto andaluz para que se garantice de forma efectiva el equilibrio territorial como marca la Constitución.

Los responsables de las finanzas andaluzas expusieron en febrero de 2012 al ministro Montoro el grado de incumplimiento de la DAT hasta esa fecha por parte de su ministerio, pero el resultado no ha sido otro que otros dos nuevos incumplimientos en los seis meses siguientes: De un lado, el Presupuesto de 2012 incumple por primera vez la DAT, asignando directamente una inversión para Andalucía que representa solo el 14,6% del total de la inversión regionalizada cuando debía ser del 17,8%, según el peso de la población andaluza. Ese porcentaje supone 408 millones de euros menos para invertir en Andalucía.

Además, el Presupuesto de 2012 no recoge las partidas para cumplir con las desviaciones reconocidas por el propio Estado en los ejercicios de 2008 (762,3 millones) y 2009 (742,15 millones). En estos ejercicios, aunque inicialmente se respetaba la DAT, finalmente la ejecución presupuestaria no llegó a cumplir con el citado porcentaje.

De otro, el Ejecutivo central no ha remitido tampoco al Gobierno andaluz las cifras de compensación del ejercicio cerrado de 2010, ni tampoco ha cumplido con los plazos que le obligaban a facilitar la inversión total realmente ejecutada por el Estado en Andalucía en 2011, antes del 30 de junio pasado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estos dos ejercicios de 2010 y 2011 podrían haber acumulado una desviación similar a los 1.504 millones acumulados entre 2008 y 2009, según fuentes de la consejería andaluza de Economía, que ponen de manifiesto el nivel de incumplimientos presupuestarios del Estado con Andalucía.

Pero la pasada semana, el Ejecutivo de Rajoy volvió a dejar en papel mojado el Estatuto andaluz al rebajar en más de dos puntos y medio (2,6%) la partida que debía corresponder a Andalucía como inversión regionalizada del Presupuesto de 2013. En esta ocasión, el Gobierno del PP otorga a Andalucía, el 15,3% del total de la inversion regionalizable (1.633 millones de euros), frente al 17,9% del peso que la población andaluza representan ya en el Estado español. En total, otros 272 millones menos que se invertirán en Andalucía para el próximo ejercicio.

Pero el Presupuesto de 2013 recoge además otro recorte para Andalucía, de la partida destinada precisamente a corregir los desequilibrios territoriales: el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), cuya cuantía total se rebaja a más de la mitad, precisamente en un ejercicio en el que la crisis acrecentará las desigualdades entre las regiones.

La comunidad recibirá de ese fondo el próximo año un total de 204,6 millones de euros, 32,3 millones menos que en 2012, y menos de la mitad del promedio recibido en el periodo 2008 y 2011 (417,9 millones de euros).

Si sumamos las cifras reclamadas por Andalucía, el Estado debería transferir a Andalucía un total de 2.184 millones por las desviaciones reconocidas de 2008 y 2009, más los 680 millones de inversiones regionalizables que no han asignados en los dos últimos presupuestos. Además, quedarían por fijar por parte de la Comisión Bilateral de Cooperación Junta-Estado las desviaciones de las inversiones del Estado en 2010 y 2011.

Responsables de la consejería andaluza de Economía han puesto de manifiesto como las inversiones estatales han disminuido de manera considerable en la comunidad, coincidiendo precisamente con los periodos de gobierno del Partido Popular. El cuadro adjunto recoge la inversión media anual en Andalucía por mandatos de Gobierno.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS