Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC aceptaría el castellano como lengua cooficial en una Cataluña independiente

Junqueras defiende que el catalán sea “vehicular en la enseñanza y prioritario de la administración”

Conseguir el voto de los sectores castellanohablantes de Cataluña se ha convertido en un objetivo primordial para los partidos soberanistas catalanes. Después de que políticos como Artur Mas, Joan Puigcercós o Josep Lluís Carod Rovira defendieran potenciar el papel del castellano en una Cataluña independiente, el último en subirse al carro ha sido Oriol Junqueras. El presidente de Esquerra Republicana (ERC) se ha mostrado favorable este lunes a que el castellano pueda ser la lengua cooficial en una Cataluña independiente, junto con el catalán, que seguiría siendo “la primera lengua del país, vehicular en la enseñanza y prioritaria en la administración, incluida la justicia”.

Junqueras considera que adoptar esta postura en materia lingüística “supone un paso muy importante para extender todavía más el independentismo” al conjunto de la sociedad catalana y ha reconocido que, como alcalde del municipio barcelonés de Sant Vicenç dels Horts, donde un 80% de los vecinos son castellanohablantes, es consciente de hasta qué punto existe una “realidad plural y compleja” en Cataluña. “La independencia es un proyecto que abraza a todos los ciudadanos, hablen la lengua que hablen”, ha expuesto el líder de ERC en un artículo publicado en El Periódico.

En la tarde de este lunes, el Consejo Asesor de Esquerra Republicana se ha reunido en la sede del partido para preparar el programa electoral, del que Junqueras ha reconocido que constará de dos ejes fundamentales: primero, establecer una hoja de ruta para determinar cómo llegar a la independencia de Cataluña y, segundo, decidir cómo sería el futuro e hipotético estado independiente.

Junqueras ha querido hacer hincapié en las declaraciones de la Vicesecretaria de la Comisión Europea, Viviane Reding, que confesó que “en una decisión democrática, los ciudadanos de Cataluña pueden decidir el futuro de su país”, a lo que el político independentista ha añadido que “muy probablemente, la respuesta del conjunto de la Comisión será similar”. No obstante, el líder de ERC se ha mostrado reticente y ha señalado que “el Estado español presionará” si la respuesta no es satisfactoria para sus intereses.

Finalmente, Junqueras ha postulado a su partido como la alternativa soberanista a CiU en el eje de centro-izquierda. “Nos parece importante que todo el electorado de centro-izquierda, que se está desplazando hacia un soberanismo desacomplejado, encuentre en ERC un lugar donde aterrizar y unir esfuerzos. Queremos ser la gran alternativa de izquierdas en una Cataluña independiente”, ha sentenciado.