Mas presume del potencial económico catalán ante empresarios iberoamericanos

Antoni Brufau reclama más estabilidad política y marcos jurídicos estables en Iberoamérica

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha aprovechado este mediodía su intervención en la Asamblea General de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO), que se celebra en Lleida, para resaltar ante representantes de 23 países la idiosincrasia de Cataluña y su potencial económico en caso de ser un estado independiente.

Mas dijo que si Catalunya fuera en este momento uno de esos 23 países, por volumen de su PIB ocuparía el número 7 de la lista y el primer lugar por PIB per cápita. “Eso explica en muy pocas palabras que es un país y una economía castigada por la recesión, con muchos problemas, pero con una capacidad importante para desarrollar una economía de una cierta significación a nuestra escala”, ha asegurado.

El presidente catalán ha recalcado que esa capacidad de crear riqueza se ha conseguido en buena parte por la mentalidad emprendedora y por la existencia de unas clases medias desde hace muchas décadas que han ido sustentando el país. Y en los últimos años también por una gran capacidad innovadora y exportadora.

Más ha remarcado que Cataluña, con el 16 % de la población de España y el 7 % del territorio representa el 27 % de todo el comercio exterior. “Eso significa”, ha señalado, “una clara mentalidad de orientarse hacia el exterior, fundamentalmente hacia Europa y cada vez más hacia otras áreas del mundo, incluidos los países iberoamericanos”.

Mas ha afirmado que una economía como la catalana, sin muchos recursos naturales y relativamente pequeña, “puede sobrevivir a condición de que haya una masa crítica emprendedora de suficiente potencial”.

El presidente de la AICO, Ambrosio Bertolotti, ha criticado duramente a los países que han minado la estabilidad económica actuando con poca seriedad, responsabilidad, honestidad y transparencia, así como a los que se han endeudado por encima de sus posibilidades comprometiendo los ingresos de las generaciones futuras. “Por eso hacemos un llamamiento a recuperar los principios de honestidad y responsabilidad, independientemente de las ideologías políticas”, ha añadido.

Por su parte, el presidente de Repsol, Antoni Brufau, ha reclamado ante representantes de 64 Cámaras de Comercio Iberoamericanas más estabilidad política y marcos jurídicos estables que garanticen las inversiones extranjeras en los países latinoamericanos, cuyos mercados se hallan en clara progresión junto con los asiáticos. Brufau ha explicado que China se ha convertido, en plena recesión económica mundial, en uno de los principales mercados de exportación de materias primas y que continuará creciendo en los próximos años. “Los países iberoamericanos deben superar barreras que limitan su plena potencialidad”, ha advertido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS