Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu expulsa a una empresa de un concurso por desconocer el euskera

La Diputación dejará de usar a partir de ahora el castellano en sus comparecencias públicas y utilizará la traducción simultánea

Aitziber Iartza y Zigor Etxeburua flanquean a la portavoz de la Diputación guipuzcoana, Larraitz Ugarte. Ampliar foto
Aitziber Iartza y Zigor Etxeburua flanquean a la portavoz de la Diputación guipuzcoana, Larraitz Ugarte.

Ninguna empresa podrá conseguir una obra pública en Gipuzkoa, donde gobierna Bildu, si no acredita que los directores de la obra conocen perfectamente el euskera. El dominio de esta lengua es desde ahora un requisito indispensable para lograr contratos públicos en esta provincia, según el criterio que ha establecido la coalición abertzale, que manda en la Diputación foral. Y, además, ya no habrá más ruedas de prensa en Castellano en este organismo, donde se establecerá un sistema de traducción simultánea.

La portavoz de esta institución, Larraitz Ugarte, desveló ayer que ya se ha dado el caso de una compañía que se ha quedado fuera de una licitación para construir una carretera por desconocer el euskera. Estaba en juego adjudicarse un contrato de 2,2 millones para asumir los “servicios de asistencia a la dirección de las obras de la variante de la GI-632”, que conecta los municipios de Beasain y Bergara.

Esta empresa, de la que Ugarte no facilitó su nombre, no cumplió una de las condiciones del pliego administrativo: “Garantizar que dos personas de la dirección de la obra dispongan el título EGA u otro equivalente”, según explicó la diputada. Además de este certificado de suficiencia lingüística del euskera, la administración gobernada por Bildu exige que la empresa contratada presente en euskera y castellano “los estudios, informes, proyectos u otros trabajos” referidos a la obra.

El castellano desaparece

Además, el castellano dejará de hablarse en las ruedas de prensa. En una comparecencia junto al director foral de Euskera, Zigor Etxeburua, y la responsable de Comunicación, Aitziber Iartza, la diputada explicó que el organismo guipuzcoano se expresará solo en euskera en sus comparecencias públicas ante los medios. No obstante, los periodistas podrán seguir las declaraciones en Castellano a través de un servicio de traducción simultánea. ¿Y si se pregunta en castellano? La respuesta podría ser en euskera si así lo decide el responsable foral convocante.

Esta medida, según Ugarte, está “amparada por la ley” y pretende “garantizar los derechos lingüísticos de los euskaldunes (vascoparlantes)”, algo que, a su juicio, “no se ha cumplido hasta ahora”. “No es una cuestión de beligerancia”, porque, dijo: “Estamos cumpliendo la ley más que nadie”.