Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
tecnología

Con las cumbres en el móvil

Una licenciada en Ingeniería Informática por la UPV diseña una aplicación para móviles que facilita la orientación en la montaña

María Teresa Ruiz Monzón enseña en un móvil la aplicación que ha diseñado.
María Teresa Ruiz Monzón enseña en un móvil la aplicación que ha diseñado.

A María Teresa Ruiz Monzón (Vitoria, 1988) le quedaba un año para licenciarse en Ingeniería Informática en UPV y buscaba un tema para su proyecto de fin de carrera. Uno de sus profesores es aficionado a la montaña y le propuso crear una aplicación para móviles que sirviera para orientarse en las cumbres vascas. Así, los excursionistas podrían evitar problemas si les sorprendía la niebla, la animó.

Ruiz se puso manos a la obra y, tras “mucho esfuerzo”, ha creado una herramienta que, por medio de la geolocalización (el GPS) en tres dimensiones, indica la posición del usuario y lo que hay a su alrededor. Está diseñada para usarse en dispositivos móviles con sistema Android.

“Se parece mucho a Google Earth. Me he basado en eso”, comenta Ruiz. Cuando las nubes bajan e impiden la visibilidad, de poco sirve recurrir al mapa de toda la vida para situarse, apunta. Su aplicación facilita las cosas. Basta con mirar la pantalla del móvil. “A veces no ves nada y no sabes si te estás acercando a un precipicio. He intentado cubrir esa necesidad”, explica.

Se parece mucho a Google Earth; me he basado en eso”, dice la autora

Diseñar la herramienta ha requerido un profundo conocimiento del sistema Android, al que esta ingeniera integró “varios programas compatibles con él”, detalla. Para dibujar las superficies tridimensionales, se inspiró en los videojuegos. Los mapas de relieve y otros datos geográficos los ha obtenido en la web del Gobierno vasco

Los smartphones transmiten a la aplicación la información de dónde se halla el usuario y, añadido a ello, el mapa que debe mostrarle. “Actúa de cámara. Detecta dónde está mirando el teléfono y dibuja la superficie, lo que hay en ese tramo”, precisa Ruiz.

La herramienta está ideada para los ‘smartphones’ que usan el sistema Android

Lo más complicado en el desarrollo de la herramienta ha sido salvar las limitaciones de memoria de los móviles. “Hay que gestionar mucha información, con archivos grandes”, apostilla. La ingeniera aún no ha decidido qué hacer con el fruto de su trabajo. “Mi profesor me dice que se puede vender, pero no sé”, duda.

Ruiz busca actualmente empleo. Confía en que sus buenas notas le abran alguna puerta. Si tiene suerte, es posible que opte por liberar el código de la herramienta para que otros la puedan utilizar o mejorar. En caso contrario, no descarta seguir dedicándose a ella. “Mi hermano es montañero y probó una versión anterior a la última que hice. Dijo que iba bien, pero todavía debo mejorarla”, recalca.

La aplicación requiere el uso de Internet para realizar las consultas. No obstante, también se puede utilizar sin conexión a la red. Para ello basta con descargar los ficheros previamente y, a continuación, almacenarlos en una tarjeta. Así se evitan posibles problemas de falta de cobertura, algo que ocurre con frecuencia en la montaña.