Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo consejero de Economía diseñó el recorte de financiación a Madrid

Ossorio calculó, en su etapa con Rajoy, que la región recibiría mil millones menos

Toma de posesión del Gobierno de González, esta mañana en la Real Casa de Correos. Ampliar foto
Toma de posesión del Gobierno de González, esta mañana en la Real Casa de Correos.

Los presupuestos de Madrid para 2013 dependen en buena parte de que el Estado revise a su favor los casi mil millones de euros que parece le dejará de destinar en la transferencia autonómica calculada para la Comunidad el año que viene. La negativa del nuevo presidente regional, Ignacio González, de subir impuestos o incluso recuperar otros como el de Patrimonio, no deja muchas vías libres al nuevo Ejecutivo. Enrique Ossorio será el encargado de sacar adelante un sudoku que se antoja indigesto si la Administración central no abre la mano pese a los ruegos constantes que desde julio le vienen haciendo desde la Comunidad. “Ya llevo diez presupuestos de la Comunidad, aunque es cierto que parece que estos serán complejos”, decía el sustituto de Percival Manglano en la consejería de Economía y Hacienda tras jurar el cargo.

Ossorio, que apenas cuenta con un mes para cerrar los presupuestos, afrontará una situación contradictoria. Él mismo hizo la cuenta de la partida -992 millones menos que se antojan vitales cuando además el objetivo de déficit del 0,7% el año que viene implica recortar unos 1.500 millones- que le correspondía a Madrid, según desveló su hasta ahora jefe, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. “No tengo la menor duda de que será capaz de explicárselo muy bien muy bien a sus colegas del Gobierno de la Comunidad... Básicamente, porque los cálculos los hizo él”, apuntó Beteta de su segundoen el Ministerio y, anteriormente, en la cartera regional de Economía y Hacienda. “Conoce la Comunidad de Madrid, conoce el Estado, conoce España, y en consecuencia creo que va a poder trabajar perfectamente por el proyecto político del PP dirigido por Ignacio González y en definitiva las necesidades y los recursos que tiene este país para atender a todas y cada una de las comunidades autónomas", añadió el secretario de Estado.

Más allá de las turbulencias que provocó Beteta señalando a Ossorio como el autor del cálculo que descuadra los presupuestos de Madrid para 2013, la toma de posesión del nuevo Gobierno era el capítulo final de la transición que ha vivido el Ejecutivo de la Comunidad tras la dimisión sorpresa de Esperanza Aguirre. Los ocho consejeros del nuevo Ejecutivo, cuyos nombres fueron comunicados anoche vía Twitter después de una intensa tarde de espera y de especulaciones, han tomado posesión de sus nuevos cargos a las once y media de la mañana en la Real Casa de Correos. Tras el acto, han celebrado un Consejo de Gobierno extraordinario, en el que se ha aprobado otorgar la Gran Cruz de la Orden del 2 de mayo a los consejeros salientes, Regina Plañiol y Percival Manglano. En resumen, González mantiene a cinco consejeros de Aguirre, incorpora a tres caras nuevas, elimina la vicepresidencia —que hasta ahora ocupaba él mismo—, mantiene ocho consejerías y reajusta competencias. El Consejo ha nombrado posteriormente a Diego Lozano como director del Gabinete del Presidente, un cargo que hasta ahora ostentaba Regino García-Badell, que venia cumpliendo dicha función con Esperanza Aguirre desde sus primeros pinitos como ministra de Educación.

Todos los consejeros, excepto el nuevo responsable de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, han jurado su cargo. Sarasola, el más joven de todos, con 36 años -Ana Isabel Mariño, la nueva consejera de Empleo, Turismo y Cultura, se ha resistido a revelar su edad, uno de los secretos mejor guardados de la Comunidad-, ha sido el único que lo ha prometido. "Soy demasiado católico para poner a Dios por testigo", ha explicado Sarasola, que entre sus primeras tareas dedicará una especial atención a la reforestación de las 1.546 hectáreas calcinadas en el incendio de Robledo de Chavela y Valdemaqueda.

Con la excepción de Sarasola, han jurado su cargo Salvador Victoria como nuevo consejero de Presidencia y Justicia —en lugar de Plañiol, que se quedó fuera del Ejecutivo cuando llegó a sonar como número dos— además de heredar las labores de Portavocía que tenía González; y la consejera de Educación, Lucía Figar, que además de Educación asumirá las competencias de Juventud y Deportes. Sin embargo, pierde Empleo. Victoria se ha declarado "muy ilusionado" con su nuevo cargo, desde el que se propone seguir trabajando especialmente por los madrileños más desfavorecidos y por los que más lo necesitan. Figar, por su parte, ha considerado un "acierto" la decisión del presidente de separar las áreas de economía y empleo.

Por su parte, Ana Isabel Mariño ha asumido la nueva cartera de Empleo, Turismo y Cultura; Pablo Cavero mantiene la Consejería de Transportes e Infraestructuras, a la que se le suma la de Vivienda; y Javier Fernández-Lasquetty es el único que se queda como estaba, como consejero de Sanidad. Lasquttey ha asegurado que sus retos a corto plazo serán saber sacar el máximo partido a los recursos para que, a pesar de la crisis, se mantenga una asistencia sanitaria "de máximo nivel, cercana al ciudadano y de vanguardia". Mariño se propone "coadyuvar a resolver el problema del empleo" en la Comunidad, potenciar el turismo de naturaleza y, en general "ponerse a la altura" de los que desde ahora serán sus colaboradores.

Las tres caras nuevas corresponden a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en manos de Borja Sarasola; la de Asuntos Sociales, para el médico Jesús Fermosel; y la de Economía y Hacienda, que estará dirigida por Enrique Ossorio. El nuevo responsable de Economía ha admitido que el próximo presupuesto de la Comunidad será "complejo" pero ha recordado que "ha hecho 10" anteriormente y que este "será bueno para todos los madrileños".

Uno de los focos de atención del acto ha sido la ya exconsejera Plañiol, que ha explicado que ella seguirá trabajando como diputada en la Asamblea de Madrid "con las mismas ganas de trabajar que siempre". También ha acudido a la cita el exconsejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, cuya salida no ha sorprendidoporque se daba desde hace tiempo por segura. Manglano ha deseado "los mayores éxitos" a su sucesor en el cargo y al nuevo equipo. A su juicio, González "ha hecho un buen Gobierno", y le ha deseado "los mayores éxitos", particularmente a Ossorio. El exconsejero ha asegurado también que ha sido "un placer y un honor" formar parte del Gobierno de Esperanza Aguirre durante los 15 primeros meses de esta legislatura. En un gesto a los consejeros salientes, el nuevo Ejecutivo autonómico ha otorgado la Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo a Plañiol y Manglano… Una decisión habitual en todo caso, ya que también fue concedida en su momento a Francisco Granados o Engracia Hidalgo.

Antes de la toma de posesión de los consejeros, González ha vuelto a reiterar su rechazo a subir los impuestos. “No vamos a reestablecer el impuesto de patrimonio en la Comunidad. Creemos que esta es la política fiscal mas correcta y ventajosa”, ha expresado a través de su cuenta en Twitter. Precisamente desde la Administración Central vienen presionando hace tiempo a Madrid con que toquen el impuesto de sucesiones y recupere el de Patrimonio. La intención de González es totalmente la contraria: “La rebaja selectiva de los impuestos es irrenunciable para mi Gobierno”.

Antes del acto, González también ha reforzado a Salvador Victoria como su número dos: “Todos los consejeros de mi gobierno van a trabajar en un equipo sólido y compacto, bajo la coordinación del consejero de Presidencia”. El ex consejero de Asuntos Sociales vendrá a ser el vicepresidente de facto, por más que se haya eliminado esa cartera. Otro ejemplo de la confianza que González tiene en Victoria -que tuvo su tiempo para compadrear con el presidente del Atlético, Enrique Cerezo- es que lo haya elegido para ejercer de portavoz, responsabilidad que el presidente entrante desempeñó durante los nueve años de Gobierno de Esperanza Aguirre.

González se reunirá el lunes con los sindicatos y patronal en la sede del Gobierno regional, cumpliendo de esta forma con su apuesta “por el diálogo y escuchar a todos” a la que se comprometió durante su investidura. José Ricardo Martínez, secretario general de UGT, su colega de Comisiones Obreras, Javier López, y el presidente de la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández, mantienen buenas relaciones entre ellos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información