Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ignacio González, cuarto presidente de la Comunidad de Madrid

El sucesor de Esperanza Aguirre recibe 72 votos a favor, todos los de su grupo, y 53 en contra

“Aguirre entró con Tamayazo y se va con Marianazo”, declara Gordo

“Que Dios le bendiga”, desea Henríquez de Luna al nuevo jefe del Ejecutivo

Francisco Granados felicita a Ignacio González tras ser ratificado. Ampliar foto
Francisco Granados felicita a Ignacio González tras ser ratificado.

Por una vez, los focos no la esperaban a ella. En una de las puertas laterales del salón de plenos de la Asamblea de Madrid, decenas de cámaras y periodistas se han arremolinado para esperar al cuarto presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y conocer sus primeras palabras tras la votación.

González, elegido pasadas las tres de la tarde con los 72 votos a favor del PP y el rechazo de los tres partidos de la oposición (53 noes y 4 ausencias), ha aparecido sonriente, ha bromeado sobre sobre la elección que tenía ganada de antemano por la mayoría de su partido —“ha estado apurado hasta el final”, ha dicho entre risas— y con el loable deseo de que el debate en la cámara a partir de ahora sea de “propuestas”. Apenas cinco minutos de gloria exclusiva, hasta que ella, la expresidenta Esperanza Aguirre, ha entrado en escena.

Los diputados del PP aplauden a Ignacio González. ampliar foto
Los diputados del PP aplauden a Ignacio González.

Tras seguir el debate relajada y entre cuchicheos en la tribuna de invitados, Aguirre ha bajado a felicitar al nuevo presidente. Ha sido la primera (al menos delante de las cámaras) y de nuevo ha enloquecido a los flashes como en sus mejores momentos. “Te he visto muy bien, fantástico”, le ha comentado a su delfín. “Ha sido muy emocionante”, ha añadido en un breve paseo por el pasillo mientras cámaras y periodistas intentaban seguirles a empujones.

El segundo beso público ha sido para su mujer, Lourdes Cavero, y el tercero para la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que en la segunda sesión del debate de investidura ha robado protagonismo a González con 20 minutos de declaraciones sobre la manifestación del 25-S ante las puertas de la Asamblea. González y Aguirre han comido con el grupo parlamentario popular y después, a las seis de la tarde, el nuevo presidente se estrena en el puesto con un acto con el Rey en la UNED.

La sesión de investidura se ha convertido en un déjà vu en el que el discurso nacional del candidato y el de Tomás Gómez (PSM) ha primado sobre los problemas mundanos de los madrileños. Tanto, que en lugar de un debate de la Asamblea de Madrid parecía uno del Congreso o del Senado. Las seis horas que ha durado la sesión comenzaban a las diez de la mañana con el tono reposado de UPyD. Una vez más, la primera hora y media de la sesión ha sido la más correcta de todas en las formas, pese al intercambio de pullas —y algún guiño de González, siguiendo con el cortejo a largo plazo que inició Aguirre (pero con un lenguaje más contundente), en vistas a un futuro en el que el PP pierda la mayoría absoluta— entre González y el portavoz de UPyD, Luis de Velasco.

“Madrid no es un islote… Recuperar la confianza de los ciudadanos en los políticos nos parece imprescindible, y eso se hace con transparencia, dando ejemplo y dando a conocerlo. Por ejemplo, no nos parece posible que haya concejales y alcaldes que ganen más que el presidente del Gobierno”, ha expuesto De Velasco, que ha vuelto a mostrarse partidario de la reducción del número de parlamentarios —así lo propusieron hace un año, encontrándose el rechazo del resto de la Cámara—, “siempre que no sirva de excusa para reforzar el bilateralismo”.

Tomás Gómez, durante su intervención en la cámara. ampliar foto
Tomás Gómez, durante su intervención en la cámara.

El debate ha subido de tono en el turno del líder de IU, Gregorio Gordo, que ha pedido de nuevo elecciones con mucho ingenio —con perlas como “Aguirre entró con el Tamayazo y se va con el Marianazo” y “Váyase, señor González”, esta última copiada a José María Aznar en sus diatribas con Felipe González— y además un referéndum en la Comunidad de Madrid similar al que la Cumbre social reclama al Gobierno central. "Usted es más y peor de lo mismo. El PP nos presenta un presidente que apela a Dios y lleva la bandera en la billetera", ha afirmado Gordo. “Es un presidente al servicio de la banca, de los privilegios de los que tienen más, y no de las personas. ¿Piensa aguantar así tres años? El PP no es de fiar”, ha remachado.

De ahí la sesión se ha terminado encrespado con el intercambio de pullas entre el sucesor de Esperanza Aguirre y el secretario general de los socialistas. “Antes de que los nacionalistas catalanes o que el señor Artur Mas dijeran a los ciudadanos que no son españoles se lo dijeron los gobernantes de Madrid... Con ese pitas pitas que nos avergonzó a los madrileños de bien”, ha criticado Gómez, en respuesta a “la falta de dudas” de Madrid frente a Cataluña a la que González hizo referencia en su discurso de investidura.

“La cohesión de España solo la garantiza el PSOE. ¡Han agredido a catalanes, vascos y andaluces! Entre los nacionalistas y el PP hacen un pan amargo... Ser patriota es hacer la declaración de la renta, ¡lo que no hacen los que ustedes protegen!”, ha insistido Gómez, que ha recurrido a dos eslogan, “Mas de lo mismo, menos de todo” y “Quién es usted”. “¿Quién es usted, además de ser el protegido de la señora Aguirre? En política hay que ser honrado y parecerlo. Siempre que hay un escándalo surge su nombre... Haga público su patrimonio y acabe con las dudas... Que le pida la Audiencia Nacional 300 facturas de Gürtel", ha sido alguna de sus frases célebres. Otra muy comentada ha llegado cuando ha afirmado que “la cohesión de España solo la garantiza el PSOE”.

González tampoco se ha mordido la lengua en su réplica: "Me sonroja su discurso, por mucho que gesticule, la única verdad que sabemos de los socialistas es que siempre mienten”. “Llego con la cabeza muy alta, y con el apoyo de los madrileños y mi grupo parlamentario, que les dobla en escaños. ¿Sabe que es un marrón? Heredarle a usted la alcaldía de Parla", también le ha soltado, antes de centrarse en las referencias de Gómez a la “financiación a colegios ultrarreligiosos”. “Hay muchos socialistas que se sientan aquí y en otros lugares que tienen las mismas creencias religiosas que yo... Téngales en cuenta. ¡Pero si la exención en el IBI se la dio el PSOE a la Iglesia en el Concordato, y me parece bien”, ha concluido González. “Que Dios le bendiga”, ha deseado el portavoz popular, Íñigo Henríquez de Luna, a Gómez.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información