Una Euskadi más barata

Uno de los puntos estrella del debate de la Conferencia socialista será el de las propuestas para abaratar el coste del extenso entramado institucional de la comunidad autónoma dados sus reducidos tamaño y población. Gobierno, Diputaciones y Ayuntamientos, con todo su complejo de empresas, entes y organismos públicos, semipúblicos o participados, tienen un alto precio en duplicidades e ineficiencias.

Ese coste no está cuantificado, más allá del informe encargado por el Gobierno, el primero en 30 años, que sirvió de base al trabajo en la ponencia constituida también por primera vez en esta legislatura en el Parlamento.

El PSE no tiene intención de poner cifras al ahorro que persigue. Solo fijará líneas de acción, bajo el principio de que el país es uno solo y apenas supera los dos millones de habitantes. Ahorrar en la organización interna es la máxima.

Los socialistas apostarán por dejar una sola empresa pública por actividad y apuntarán a la reforma de la Ley de Territorios Históricos, e incluso del Estatuto, aunque no está claro que estos extremos vaya a ser esta vez tampoco un compromiso expreso en el programa electoral.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50