Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella rebaja hasta un 39% el precio de seis edificios al no encontrar comprador

La primera y segunda subasta han quedado desiertas

El paquete incluye la anterior sede de la Concejalía de Medio Ambiente

Paseo de Recoletos 12, el antiguo despacho de Botella. Ver fotogalería
Paseo de Recoletos 12, el antiguo despacho de Botella.

La subasta de la antigua sede de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid y de otros cuatro inmuebles municipales de menor importancia ha quedado desierta por falta de intereses de los inversores en la primera y la segunda ronda, que se cerraron el pasado lunes. Ahora se acudirá a una tercera y, si fuera necesario, cuarta ronda, con una bajada de precios aún mayor que, en el peor de los casos, podría llegar hasta el 39% sobre la tasación inicial.

La venta se produce por las apreturas económicas del Ayuntamiento, fruto principalmente de la cancelación de la venta del Canal de Isabel II, un ingreso previsto en los presupuestos municipales de 2012, y de la deuda de más de 1.000 millones de euros a proveedores que arrastraba de los ocho años de Gobierno del ahora ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón (PP), que el Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) obligó a cancelar de golpe en primavera, fulminando las pretensiones municipales de ir abonándola muy poquito a poco.

La venta se produce, además, en el peor momento (hasta ahora) del mercado inmobiliario, que desde el estallido de la burbuja y la consiguiente crisis económica, que ha hundido al país en dos recesiones consecutivas desde 2008 de las que aún no se ha recuperado, acumula una caída en el precio de la vivienda del 28% entre el segundo trimestre de 2007 y el mismo periodo de 2012. De hecho, este último trimestre fue el peor desde que se tiene registro (2007), con un bajón interanual del 14,4%, según el Instituto Nacional de Estadística.

Lissavetzky: "Es un fracaso"

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha tildado de “fracaso” la operación inmobiliaria, emprendida en su opinión porque el Gobierno local “está dispuesto a todo para cuadrar las cuentas”. “En un momento de fractura social, el desgobierno de Ana Botella se dedica únicamente al pago de la deuda que ha generado el Consistorio estos últimos años. Es el 21% del presupuesto, uno de cada cinco euros. Para intentar hacer caja, han optado por deshacerse del patrimonio de todos”, ha añadido Lissavetzky. “A pesar de la situación del mercado inmobiliario, Botella y su equipo se obstinan en seguir vendiendo y eso sólo conduce a una mala venta. El Ayuntamiento es víctima de sus propias políticas de despilfarro”, ha concluido el portavoz socialista.

Izquierda Unida ha pedido por su parte “altura de miras” a la alcaldesa, Ana Botella (PP), “antes de malvender un patrimonio que no es suyo sino de todos los madrileños”. “No es de recibo que para tapar agujeros financieros derivados muchos de ellos del despilfarro y no de la crisis ahora se pongan a precio de saldo inmuebles que han sido costeados por los ciudadanos y ahora se ponen a merced de privados a precios que se rebajan día sí y día también”, asegura la formación.

La alcaldesa, Ana Botella (PP), anunció en marzo un plan de “racionalización” de las propiedades inmobiliarias del Ayuntamiento, que venía a resumirse en lograr un mayor aprovechamiento (mediante la concentración de trabajadores y servicios) para poner a la venta aquellos espacios que dejaran de ser necesarios. Con la subasta de estas siete propiedades en concreto, esperaba obtener como mínimo 35.664.017 euros, según la tasación llevada a cabo antes de la operación. Pero la primera ronda quedó desierta.

La segunda ronda, que concluyó el pasado lunes (aunque el anuncio se ha postergado hasta comprobar que no hubiera llegado ninguna puja por correo dentro de plazo), rebaja el monto total de la operación a 30.314.437 euros, es decir, un 15% por debajo de la tasación. Pero también quedó desierta.

Así que ahora se celebrará una tercera y, si fuera necesario, cuarta ronda, en la que fuentes de la concejalía de Hacienda afirman que hay candidatos interesados. La tercera permitiría obtener al menos 25.767.272 euros, es decir, un 28% menos que la tasación inicial. La cuarta, en el peor de los casos reportaría 21.902.181 euros, un 39% menos. En el camino se habrían evaporado 13,8 millones de euros de posibles ganancias.

Edificios en subasta

Recoletos, 12. Edificio de siete plantas sobre rasante destinadas a oficinas y tres plantas de sótano destinada a aparcamiento de vehículos, construido sobre solar de planta de polígono irregular de seis lados. 7.337 metros cuadrados de superficie. Se tasó en 27.769.271 euros, fue a segunda subasta por 23.603.880, y ahora irá a tercera por 20.063.298 euros y a cuarta por 17.053.803 euros.

Divino Pastor, 9. Edificio de oficinas de nivel medio, de 5 plantas sobre rasante y una planta de sótano, sede de servicios municipales. Tiene fachada a la calle Divino Pastor. En planta baja dispone de ocho plazas de aparcamiento cubierto y una rampa de acceso a la planta sótano. Superficie construida: 2.000 metros cuadrados. Se tasó en 3.354.827 euros, fue a segunda subasta por 2.851.603 euros, y ahora irá a tercera por 2.423.862 euros y a cuarta por 2.060.283 euros.

Ballesta, 9. Local de oficinas en planta baja y aparcamiento subterráneo, instalaciones y almacenes en planta sótano. Anterior sede de servicios municipales. Dispone de dos accesos, el principal por la calle Ballesta y el posterior, para vehículos por la calle Nao, con fachadas a ambas calles. 1.142 metros cuadrados. Se tasó en 2.275.870 euros, fue a segunda subasta por 1.934.512 euros, y ahora irá a tercera por 1.644.335 euros y a cuarta por 1.397.685 euros.

Plaza de Jacinto Benavente, 2. Planta de oficinas que ocupa la totalidad del cuarto piso del inmueble, resultante de la agrupación de siete locales, en un edificio en propiedad horizontal. Se han derribado las paredes de separación entre los distintos locales y han quedado dos oficinas. 476 metros cuadrados. Se tasó en 1.789.600 euros, fue a segunda subasta por 1.521.160 euros, y ahora irá a tercera por 1.292.986 euros y a cuarta por 1.099.038 euros.

Sacramento, 7. Local de oficinas en planta semisótano, obtenido por agrupación de dos locales. La finca está constituida en comunidad de vecinos con régimen de propiedad horizontal y consta de viviendas particulares y oficinas municipales, con zaguán portería y patios comunes. 109 metros cuadrados. Se tasó en 327.000 euros, fue a segunda subasta por 277.950 euros, y ahora irá a tercera por 236.257 euros y a cuarta por 200.819 euros.

Ribera de Curtidores, 8. Local de la planta baja en el cuerpo interior del edificio, con acceso por la fachada principal al patio central del inmueble, al que da frente. 89 metros cuadrados. Se tasó en 147.450 euros, fue a segunda subasta por 125.332 euros, y ahora irá a tercera por 106.533 euros y a cuarta por 90.553 euros.

Además, también está previsto sacar en breve en primera subasta un local en la planta baja del número 71 de la calle Amparo, con una superficie útil de 59 metros cuadrados. No se pudo incluir en el paquete inicial porque quedaban por resolver flecos administrativos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram