La plantilla de la Fundación de Empleo trata de evitar su cierre

La semana próxima se reunirá el patronato y en el orden del día figura su liquidación

La plantilla de la Fundación Servicio Valenciano de Empleo trata de evitar un cierre anunciado. Los trabajadores remitieron el mes pasado una carta a sindicatos, patronal y partidos políticos defendiendo la utilidad del servicio que prestan a los desempleados, especialmente en tiempos de crisis. “En estos momentos, el servicio no debe desaparecer. No es normal que estando como estamos a nivel laboral nos eliminen”, defiende una fuente de la plantilla que prefiere mantener su anonimato. Los sindicatos de esta fundación se reunieron ayer con representantes del PSPV-PSOE y de EU en Valencia. La semana próxima está prevista una reunión del patronato de la fundación y en el orden del día figura su liquidación.

La Fundación Servicio Valenciano de Empleo sufrió un ajuste de empleo que redujo en casi la mitad la plantilla. En la actualidad, hay 38 personas encargadas de prestar los servicios y de activar las políticas de empleo “en una gravísima situación de crisis económica”, recuerda el escrito. Los empleados de la fundación, agrega la carta, tramitan al mes las solicitudes de 7.800 demandantes de empleo, organizan 1.704 itinerarios personalizados de inserción y de orientación del Plan Prepara, y gestionan las ofertas de empresas.

Los empleados, además, critican que se vayan a firmar convenios con ETT para que se cubran los servicios que ahora presta la fundación. La Fundación Servicio Valenciano de Empleo fue creada por el Gobierno socialista de Joan Lerma en 1995 y en el primer año de actividad atendió a 43.000 demandantes y gestionó 1.800 ofertas de empleo. En toda su existencia, agrega la misiva, las empresas de la Comunidad Valenciana han confiado en 136.000 ocasiones la búsqueda de empleo a la fundación.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50