Cuando la vuelta al cole es un suplicio

La pobreza infantil afecta ya a uno de cada cuatro menores Cruz Roja reparte 3.000 ayudas para material escolar entre familias sin recursos

Nabila, con su hija Amel, recogiendo los libros de texto
Nabila, con su hija Amel, recogiendo los libros de textoMARCEL·LÍ SÀENZ

Nabila repasa con ciertos nervios la larga lista de libros de texto de su hija Amel, que el próximo miércoles empieza segundo de primaria en una nueva escuela. Son 151 euros por siete cuadernos. Algo casi imposible de asumir con su exiguo sueldo de 623 euros. Esta madre de 37 años llegó de Argelia hace cinco años. Pero desde hace cuatro, momento en que se separó de su marido, su situación económica empezó a degradarse a una velocidad de vértigo. Alternó casi tantos trabajos precarios como pisos compartidos. Ahora ha conseguido una vivienda social por la que paga 240 euros, que sumado a los gastos de luz y agua, se llevan gran parte de su nómina de 623 euros (380 por su trabajo de limpiadora y 243 de la renta mínima de inserción).

El inicio del curso del año pasado fue más llevadero para Nabila, porque el material lo compraba directamente la escuela, que después pagaba en cuotas de 44 euros mensuales. Este septiembre, Nabila veía inviable pagar de golpe los 151 euros que le piden por los libros. “Hubiera sufrido mucho”, reconoce con desasosiego. Nabila luce una sonrisa contenida. Este año la vuelta al cole no será un suplicio. Ha conseguido una ayuda de Cruz Roja para pagar los libros y la ropa de deporte que necesita Amel.

La entidad ha puesto en marcha una línea extraordinaria de ayudas destinadas a la compra de material escolar, que debe hacer más llevadera la cuesta de septiembre a muchas familias en un momento de crisis acuciante que ha disparado el índice de pobreza infantil al 25% y ha elevado a más de 250.000 los hogares con todos sus miembros en el paro.

Cruz Roja destinará un total de 180.000 euros a estas ayudas, que se repartirán entre unos 3.000 niños entre 3 y 12 años. Se trata de vales de compra por un valor de hasta 35 euros para ropa de deporte y zapatillas y de hasta 150 euros para libros. Las beneficiarias son familias con ingresos inferiores a los 650 euros, si solo hay un hijo (la cifra se incrementa en 125 euros por descendiente adicional). Los hogares han sido seleccionados por los servicios sociales municipales, los consejos comarcales y por las AMPA de las escuelas.

El programa de ayudas forma parte de la partida extraordinaria de cinco millones de euros que el Departamento de Bienestar Social puso en marcha para luchar contra la pobreza emergente provocada por la actual crisis y, en especial, contra su elevada afectación en la población infantil, que el consejero de este ámbito, Josep Lluís Cleries, calificó ayer de “preocupante”.

De esta bolsa de cinco millones, 613.000 euros se han materializado en ayudas (alimentos, lote de higiene, juguetes, etcétera) que Cruz Roja reparte entre familias sin recursos. En lo que va de año, la entidad ha distribuido lotes con productos de primera necesidad a 37.500 beneficiarios. El 42% son niños.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Nabila fue ayer a recoger los libros. Amel, ansiosa por ojearlos ya, mata la espera charlando con los periodistas. Su asignatura favorita: Matemáticas, confiesa jovialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS