Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Antonio Cascón | decano de Filosofía de la UAM

“Ya es hora de que los decanos nos pronunciemos”

El decano de Filosofía de la UAM, se levanta y abandona el acto al tomar la palabra Juaristi

Cascón y miembros de la junta de facultad de Filosofía protestan así por los recortes

Antonio Cascón, tras abandonar el aula magna.
Antonio Cascón, tras abandonar el aula magna.

Antonio Cascón, decano de la facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), asegura que no le gustan las exaltaciones ni las protestas. Nunca fue activista de nada y siempre ha evitado pronunciarse. Hasta hoy. En el acto de inauguración del curso universitario de Madrid, que ha tenido lugar esta mañana, Cascón, profesor titular en Filología Latina, se ha plantado junto a varios miembros de la junta de su facultad en el momento en que Jon Juaristi, director de Universidades de la región, iba a tomar la palabra. Finalmente, los pitidos y silbatos de los manifestantes que se agrupaban en el aula magna de la Facultad de Medicina, no le han dejado ni hablar. Pero, tal y como prometió a la comunidad universitaria de la UAM, Cascón ha abandonado el aula.

El motivo de esta osadía es protestar contra los recortes que el Gobierno regional exige a las seis universidades públicas madrileñas —deberán recortar 175 millones según los presupuestos aprobados en julio— que, en opinión de Cascón, suponen el desmantelamiento de la enseñanza superior pública. "Lo que está ocurriendo ahora mismo es un ataque frontal contra la universidad pública. Por un lado, la Comunidad de Madrid ha hecho mal sus cuentas y pretende sacar dinero de la universidad. Y por otro, la subida de las tasas a los alumnos privará a muchos chicos del estudio de másteres y otras carreras por falta de recursos", explica.

"La ausencia de Aguirre al acto de inauguración me ha parecido tal descortesía  que en el último momento he decidido irme", según la decana de Ciencias de la UAM

Antes de que empezara el acto inaugural, Cascón, decano desde 2009, ha entregado una carta en la que explicaba los motivos de su protesta dirigida a Esperanza Aguirre, pero como finalmente la presidenta regional, no ha asistido al evento, se la ha dado en mano a Jon Juaristi. "El objetivo de esta protesta es que su Gobierno reconsidere unas medidas que entendemos dañan profundamente al buen funcionamiento de las universidades públicas madrileñas", se lee en la misiva.

"Los trabajadores de las universidades tenemos que hacer algo; protestar, movilizarnos, dejarles claro a los gobernantes que hay que luchar por lo público y para conseguirlo es clave que los órganos representativos de las universidades lideren esta protesta".

Desde que comunicó su decisión, Cascón ha recibido apoyos de profesores, personal administrativo y de alumnos. El rector de la UAM, José María Sanz Martínez, como ya esperaba, desaprobó su gesto en cuanto se lo comunicó. "Pero lo que me ha supuesto un verdadero disgusto es que el resto de decanos no me hayan apoyado. Deberíamos perderle el miedo a manifestarnos en defensa de la universidad pública", añade. "Y ya es hora de que los decanos nos pronunciemos en defensa de la universidad pública". Isabel Castro, decana de la facultad de Ciencias, también ha abandonado la sala. "La ausencia de Esperanza Aguirre me ha parecido tal descortesía hacia el mundo universitario que en el último momento he decidido irme", ha explicado a este periódico. Juaristi ha manifestado que no lo entiende y que los concentrados en la UAM “no son la gente” de la universidad.

Cascón está esta mañana, sin embargo, triste. "He cumplido mi palabra y el gesto ha sido secundado por más profesores, pero no me ha gustado que el acto se haya suspendido. Ha sido una falta de respeto no haber dejado a mi compañera Inés Fernández Ordóñez (miembro de la RAE y profesora de la UAM) dar la conferencia inaugural. Antes de que empezara el acto he intentado calmar a los manifestantes, pero ha sido en vano", lamenta. Con respecto a la ausencia de Aguirre, Cascón sí que muestra su satisfacción. "El hecho de que no haya venido, cuando lo tenía planeado, es ya todo un éxito". En realidad, él tenía planeado levantarse cuando Aguirre tomara la palabra, pero su ausencia no lo ha amedrentado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información