Benidorm mantiene cerrado un centro para parados donde gastó 600.000 euros

El PP denuncia que la asfixia municipal impide su funcionamiento

El centro de formación para parados que sigue cerrado
El centro de formación para parados que sigue cerrado

“Vamos a construir un Centro de Formación, con fondos del Plan E II, que podrá atender a 250 parados”. Fueron las palabras del alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, en julio de 2010, cuando el Gobierno local del PSPV nacido de una moción de censura anunció la inversión de más de 600.000 euros en atender una demanda social cada vez más evidente por el ya imparable incremento del desempleo. El centro, ubicado en el Racó de Loix de la ciudad, abrió el pasado mes de diciembre, pero la asfixia económica municipal no permite ni siquiera mantener abiertas sus puertas. En La Marina Baixa hay 15.816 parados inscritos en las oficines del Servef.

Lo ha denunciado el concejal del PP, David Devesa, quien aludió a “la incapacidad del gobierno de Navarro para planificar, ejecutar y rentabilizar de forma eficaz las inversiones públicas” porque, según aseguró, solo organiza un curso cada dos meses. Los populares ofrecieron una muestra fotográfica de le entrada al centro, cerrada y sin ningún tipo de información exterior sobre sus horarios u oferta formativa.

Devesa aseguró que Navarro gastó más de 1,6 millones en tres obras en desuso. Además del Centro de Formación y Empleo, el edil citó el Centro de Día, también en el Racó de Loix, en el que el Consistorio invirtió con los mismos fondos del Plan E más de 665.000 euros. Ahora está abandonado y convertido en un foco de insalubridad. Además, recordó los 283.000 euros que Benidorm se gastó en instalar 19 opinómetros por edificios públicos de la ciudad que debían servir para realizar encuestas y conocer la opinión de los ciudadanos. Hoy están desconectados y sin función. Algunos, dijo Devesa, no tienen otra misión que “servir de percheros en algunas dependencias municipales”.

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS