Los ganaderos urgen a Cañete medidas para subir el precio de la leche

Roberto García, secretario general de Unións Agrarias (UUAA), se muestra confiado ante la mesa de la leche en la que se discute hoy el tema con el Ministerio de Agricultura

Después de un verano trágico para el sector lácteo, en el que los precios de la energía y de los fertilizantes se dispararon mucho más que en otros estíos, los ganaderos gallegos llevan hoy una exigencia a Madrid que sobresale por encima de otras por su urgencia: subir el precio de la leche del mes de agosto. Roberto García, secretario general de Unións Agrarias (UUAA), se muestra confiado ante la mesa de la leche en la que se discute hoy el tema con el Ministerio de Agricultura y la industria de la distribución. Según García, “después del compromiso asumido por el ministro con cada una de las organizaciones por separado”, solo cabe una posibilidad: “Que el Gobierno tenga los deberes hechos, que distribución e industria estén dispuestas a asumir que subieron los costes de producción y que para evitar un cierre masivo de explotaciones hay que subir el precio de la leche del mes de agosto”. Destaca, además, que no es la subida coyuntural de cada año, sino que esta subida de costes viene de hace meses.

Por otra parte, García también teme que las empresas agroalimentarias del sector traten hoy de que esa eventual subida del precio de la leche no tenga una repercusión inmediata en la distribución, es decir, que en lugar de aplicarse a la leche que están recogiendo en agosto —el mismo mes de la subida en los costes de producción— estas industrias quieran retrasar la subida de precios hasta la recogida de leche de septiembre, cuyo coste además no sería abonado hasta octubre.

Discriminación gallega

Hay otro asunto que el sindicato agrario llevará a Madrid: la discriminación de precios sufrida por los ganaderos gallegos con respecto a los ganaderos españoles. Al gallego, explica García, le pagan el litro de leche tres o cuatro céntimos más barato que al español “sin ningún criterio de mercado o de calidad del producto”. El secretario general de UUAA asegura que no van a dejar que se mantenga el “decreto de pernada”, en referencia a esta diferencia de precios, mientras el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que es “quién tiene las competencias”, se limita a “describir el problema como se fuese un periodista pero sin aportar ningunha solución al respecto”. García alerta de que mientras se mantenga esa diferenciación, el sector lácteo gallego estará en una situación menos competitiva.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS