Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento podrá adelantar una hora el cierre de los bares molestos

La Junta de Gobierno aprueba la “zona de protección acústica especial” del distrito Centro

El Consistorio ha admitido 24 de las 28 alegaciones que presentaron vecinos, oposición y empresarios nocturnos

Un cartel en contra de las restricciones acústicas en el centro. Ampliar foto
Un cartel en contra de las restricciones acústicas en el centro.

El Ayuntamiento de Madrid “podrá aprobar el adelanto de la hora de cierre” de los locales nocturnos molestos, ha explicado esta mañana la alcaldesa, Ana Botella. Pero ha querido precisarlo: “No quiere decir que lo vaya a aprobar sino que podría hacerlo”. La Junta de Gobierno ha dado el visto bueno definitivo a la declaración de zona de protección acústica especial (ZPAE) del distrito Centro, que prevé distintas medidas para reducir el ruido en zonas de ocio nocturno.

Las medidas más restrictivas se aplicarán en las zonas de contaminación acústica alta, como Malasaña, Chueca, las Cavas y el entorno de la plaza de Santa Ana. No se permitirá la apertura de nuevos locales de espectáculos públicos (restaurantes o café espectáculo, salas de fiesta…), actividades recreativas (discotecas o salas de baile) y otros establecimientos como bares de copas. Si algún local es especialmente molesto, “se habilita a la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid para adelantar su horario de cierre”, asegura la nueva normativa, que contempla, por ejemplo, que los pubs ruidosos que cierran a las tres pasen hacerlo a las dos.

Además, en los locales que ya existen en estas zonas calificadas como de contaminación acústica alta solo se admitirán los cambios de actividad cuando la nueva que se implante sea menos molesta que la actual. Por ejemplo, ha explicado Botella, una discoteca podrá ser restaurante, pero no a la inversa.

El Consistorio ha admitido 24 de las 28 alegaciones que presentaron vecinos, oposición (UPyD) y empresarios nocturnos. Una que presentaron estos últimos tenía que ver con el mínimo de plazas de aparcamiento necesarias para abrir un nuevo establecimiento. Finalmente se ha reducido, y es del 10% de su aforo en un radio máximo de 200 metros de su ubicación.

“El objetivo es conseguir una ciudad más silenciosa, de acuerdo, creemos, con el deseo de los ciudadanos de Madrid”, ha asegurado la alcaldesa. “Debemos proteger su derecho al descanso haciéndolo compatible con el ocio nocturno, que en Madrid es una actividad muy importante para la economía y el turismo”. Además de la posibilidad de adelantar el horario de cierre de los bares, que soliviantó a los representantes de los empresarios de ocio nocturno, el desarrollo de la ZPAE de Centro prevé otras medidas para evitar la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la calle, más peatonalizaciones y nuevas regulaciones en materia de carga y descarga.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram