Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado obliga a Barberá a retirar el título honorífico a Franco

Compromís recurrió la decisión del Ayuntamiento de mantener el título

El Consistorio, gobernado por el PP, alegó que el dictador ya está muerto

El Ayuntamiento de Valencia deberá retirar el título de alcalde honorífico a Franco. Así lo ha ordenado el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 5 de Valencia al admitir un recurso de Compromís contra la decisión del Consistorio que dirige Rita Barberá (PP) de no eliminar la distinción porque el dictador ya está muerto.

El portavoz de Compromís, Joan Ribó, presentó el recurso contra el acuerdo del pleno municipal del 29 de julio del año pasado que rechazó una moción de la coalición en la que proponía retirar el título de alcalde honorífico de la ciudad de Valencia al dictador.

Compromís, en su escrito de demanda, recordaba que el 1 de mayo de 1939, la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Valencia acordó nombrar a Franco alcalde honorario de esta ciudad, y destacaba que "33 años después de la promulgación de la Constitución Española, mantener esa distinción a favor del máximo responsable de la sublevación militar y posterior dictadura, atenta claramente contra el ordenamiento jurídico". Compromís, además, argumentó que la retirada del título está prevista en la Ley de la memoria Histórica.

Para el gobierno municipal del PP, el pleito carecía de objeto, como alegó en el juzgado, dado que "con la muerte de quien fue nombrado alcalde honorario se extinguió su personalidad civil y el derecho honorífico que se le concedió".

La juez responde que la Ley de la Memoria Histórica establece que las administraciones públicas "tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura". Y añade que, si bien la norma se refiere a la supresión de escudos y menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar o la represión de la dicatura, la petición de Compromís de que se retirara el título honorífico a Franco debe incardinarse entre los mismos supuestos "por cuanto que quien ostenta aquél título no accedió a la Jefatura del Estado por las vías democráticas".

El mantenimiento de la distinción honorífica, además, "resulta incompatible" con la Constitución y su objetivo de establecer "una sociedad democrática avanzada".

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha reiterado que “la única razón, y así está contemplado en el contenido de la sentencia, para no retirar dicho título en su momento, fue que -tanto el Ayuntamiento como el Consejo Jurídico Consultivo que fue consultado sobre este asunto- se entendía que con la muerte del dictador se extinguía totalmente su personalidad civil y el derecho honorífico que se le concedió y, por tanto, no cabía suprimir dicho título, por lo tanto no se retiró por dicha razón”.

“Estas eran las únicas razones por las que entendíamos que no procedía tomar el acuerdo", ha sostenido Grau, "pero dado que el juzgado estima que hay que tomarlo, por supuesto que acataremos la sentencia y procederemos a realizar las actuaciones necesarias para retirar el título tan pronto como el expediente esté concluido”. El vicealcalde ha destacado de la misma forma que, aunque cabe recurso ante la sentencia, desde el Ayuntamiento no se recurrirá y se cumplirá "en los términos que se indiquen, sin más".

"Ya era hora"

“En Compromís estamos muy contentos porque ya era hora de que Valencia no tuviera que padecer esta democracia tan ligada a la dictadura”, ha afirmado el portavoz del grupo municipal, Joan Ribó. “Aquí todavía quedan algunos vínculos, no quiero decir afectivos, que se identifican con la época pasada”, ha insistido Ribó.

“Sabíamos que iba a salir bien porque ya había precedentes”, ha señalado. “Ahora me da la sensación de que no quieren levantar polvareda sobre la sentencia porque no les conviene”. “Espero que hayamos contribuido a limpiar las costras dictatoriales que aún posee este Ayuntamiento”, ha concluido, “porque hay que recordar que la dirección tienen unos lastres muy atados a la dictadura”.