Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huevos y abucheos a Fabra por los recortes y los impagos

El presidente de la Generalitat ha cambiado el programa oficial debido a la protesta ciudadana.

Los manifestantes se quejaban de los recortes y gritaban "que se jodan y paguen lo que deben"

El malestar ciudadano se palpa en la calle, y los políticos del PP empiezan a sufrirlo en sus carnes. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el viernes al mediodía, tras reunir al pleno del Consell en Altea, se ha dirigido hasta la localidad de Guardamar del Segura para visitar la exposición La dama de Guardamar. Pero en la calle le esperaban más de doscientas personas, Fabra se ha visto obligado a cambiar el programa oficial de la visita, y trasladar la firma en el libro de honor, prevista en el Ayuntamiento, se ha realizado en la Casa de Cultura, para evitar a los manifestantes, según informa la televisión de Guardamar.

El presidente, acompañado también de la presidenta de la Diputación, ha ido directamente a la Casa de Cultura para visitar la exposición, y firmar en el libro de honor del Ayuntamiento. A la salida más de 200 personas, con pancartas que hacían referencia a los recortes, gritaban: "que se jodan y paguen". Con pitos, y abucheos se han llegado a lanzar huevos contra el presidente del Consell, que escoltado por agentes de la Guardia Civil ha conseguido llegar al coche oficial. Algún huevo ha impactado sobre el coche oficial. El Ayuntamiento tenía previsto agasajar a Fabra con un ágape tras el acto, sin embargo el presidente ha optado por seguir con su agenda y dirigirse a Calp.

En la noche del jueves, el ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps también fue recibido con abucheos y lanzamiento de huevos por parte de unas treinta personas a su llegada a una cena coloquio de la escuela de verano Fundación Vives que se celebra en Xàbia.  En la noche del lunes, el alcalde de Gandia, Arturo Torró, tuvo que renunciar a dar su discurso inaugural de la Universitat de Gandia debido a que las abucheos y gritos de los ciudadanos, en defensa de la red pública de guarderías, impedía su escucha. Fuentes cercanas a Camps aseguraron ayer, sin embargo, que no le lanzaron huevos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >