Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas cede ante Rajoy y aplicará los nuevos recortes en Cataluña

La Generalitat recurrirá los ajustes pero reducirá más la paga a los funcionarios

El pulso ha durado tres días. El Gobierno de la Generalitat anunció ayer que aplicará los recortes a los que le obliga por decreto el Gobierno central. Molesto y malhumorado por unos ajustes que considera que invaden de forma “flagrante” las competencias catalanas, el Gobierno de CiU anunció ayer un recurso contra los los últimos recortes anunciados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante el Tribunal Constitucional. Esta actuación es la única vía que ha encontrado por ahora el Gobierno catalán para mostrar su desacuerdo con unas medidas que, por otra parte, aplicará a rajatabla. Esta decisión llega después de que el pasado sábado Convergència Democràtica alzara el tono y abogara por plantarse y no aplicar más recortes en Cataluña.

Así pues, el Gobierno catalán recortará el sueldo a los funcionarios según lo que establece el real decreto que mañana se votará en el Congreso. Al mismo tiempo se abre a revisar los horarios comerciales —utilizando, eso sí, la normativa catalana— y da por descontado que intentará cumplir el nuevo y complicado objetivo de déficit, fijado para 2013 en el 0,7% del PIB.

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, no ahorró ayer calificativos críticos sobre las nuevas medidas del Gobierno central, al tiempo que admitía que no tienen otro remedio que aplicarlos. De esta forma, calificó de “monstruosa” la nueva reducción del límite de déficit que el Gobierno central impone a las autonomías para el año que viene y aseguró que los recortes de Rajoy son “un error monumental”. Sin embargo, el Gobierno de CiU no está para plantarse como el pasado fin de semana le pedía el secretario de organización de Convergència Democràtica, Josep Rull.

Según Homs, el margen que tiene el Gobierno de CiU para expresar su protesta consiste en rechazar las medidas cuando estas se voten en el Congreso, presentar recursos de inconstitucionalidad y, como viene haciendo desde comienzos de esta legislatura, reivindicar el pacto fiscal.

Tanto la mayoría absoluta del PP como el sistema de financiación vigente, que convierte a Cataluña en “dependiente” financieramente del Gobierno central, impiden, según Homs, que el plante pueda ir mucho más allá: “Si no hay dinero, ya puedes plantarte ante la Virgen, el FMI o Bruselas”, admitió.

Esta dependencia económica del Gobierno central, junto a la dependencia política que CiU tiene del PP en Cataluña, también siembra serias dudas sobre la anunciada “inflexión” en las relaciones entre ambos partidos que anunció Josep Antoni Duran Lleida.