Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La productividad del trabajo en Euskadi es similar a la alemana

Un informe destaca el alto grado de cualificación de los trabajadores vascos

Mikel Navarro y José Luis Curbelo, ayer en Bilbao.
Mikel Navarro y José Luis Curbelo, ayer en Bilbao.

Aunque la productividad del trabajo en el País Vasco ha caído de forma sostenida desde 1995, aún es similar a la de Alemania, y superior a la del resto de España y a la media de la UE de los 15.

Esta es una de las conclusiones del informe Un modelo de crecimiento y productividad regional: El caso del País Vasco, elaborado bajo la tutela de Orkestra —el Instituto Vasco de Competitividad— y la Fundación Deusto, en colaboración con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE). Mikel Navarro —uno de los autores— y José Luis Curbelo —de Orkestra— presentaron ayer en Bilbao el estudio, que compara la economía vasca con la española, la alemana, la de la UE de los 15 y la de EE UU.

El trabajo destaca, como una de las principales fortalezas del País Vasco, el alto grado de cualificación de su fuerza de trabajo —también al nivel de Alemania— que contribuye decisivamente al crecimiento de la productividad.

El crecimiento de los costes laborales por encima de la productividad y la poca penetración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son, en cambio, algunas de las debilidades más notables de Euskadi.

Los sectores vascos de la energía —con niveles de productividad mayores que EE UU— y las manufacturas —productividad en torno a la media de la UE-15— son los más fuertes. Por el contrario, el sector servicios es especialmente problemático. Así, mientras los servicios han sido el motor del crecimiento en otros países, especialmente en EE UU, en Euskadi apenas se ha desarrollado.

Entre las recetas para mejorar están, además de impulsar las TIC y el sector servicios, reducir el trabajo temporal, aumentar el tamaño de las empresas y moderar los costes laborales.