CiU y PP se emplazan a revisar la tasa del euro por receta a final de año

El pacto se perfiló en una propuesta de resolución promovida por los populares que se votará hoy en el Parlament

La parlamentaria del PSC Rocio Martínez Sampere (i) y la líder del PPC, Alicía Sánchez Sánchez Camacho (d), durante el pleno del Parlament.
La parlamentaria del PSC Rocio Martínez Sampere (i) y la líder del PPC, Alicía Sánchez Sánchez Camacho (d), durante el pleno del Parlament.EFE

Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular (PP) se emplazaron ayer a revisar a final de año la tasa del euro por receta que ambos aprobaron en los Presupuestos. El pacto se perfiló en una propuesta de resolución promovida por los populares que se votará hoy en el Parlament. El texto invita al Ejecutivo a suprimir el impuesto como muy tarde antes del 31 de diciembre, tras confirmar que su impacto económico (30 millones de euros en 2012) queda compensado con los ingresos derivados del gravamen sobre los medicamentos aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Los dos partidos negociaron todo el día pero el acuerdo está asido con pinzas. Fuentes de Presidencia matizaron anoche que el Gobierno no está por eliminar la tasa, mientras el PP cree que en 2013 esta será “historia”. “Ya veremos cómo el grupo parlamentario de CiU afronta la votación. No hay postura definida pero el Gobierno no está por eliminar esta medida”, informa fuentes de presidencia, según Europa Press.

De hecho, en la sesión de control, el presidente Artur Mas se negó en redondo a derogar la tarifa tal y como le pidió la líder popular Alicia Sánchez Camacho. Pero, esta, una hora después, en el pleno de los recortes, dejó abierta la puerta a su abstención si Mas se comprometía a reflexionar y evaluar el impacto del impuesto con vistas a eliminarlo en los Presupuestos de 2013. El guante lo recogió en la sesión Antoni Fernández Teixidó (CiU) y ahora falta ver cómo se reconduce la negociación.

El PP ha caminado por un alambre en esta cuestión: primero dio vía libre a la tasa —aunque rebajada— y ahora pide su derogación después de que Rajoy planee llevarla al Constitucional. El PP opina que los ciudadanos catalanes son castigados doblemente respecto a los del resto de España al pagar también el impuesto estatal sobre los medicamentos.

Con su resolución, el PP ha moderado su postura al no exigir la derogación automática de la tasa además de no contrariar en exceso a su socio. CiU, en minoría en el Parlament, se arriesga hoy a recibir un rapapolvo de toda la Cámara si la izquierda y el PP votan a favor de la eliminación. La estrategia del PP defraudó las expectativas de la izquierda. “No se aprobará por culpa del PP”, lamentaron fuentes de Iniciativa, que recordaron que la pelota estaba en el tejado del PP.

Los ecosocialistas registraron el día 21 un proyecto de ley para anular el artículo del copago recogido en la Ley de Presupuestos. Fuentes del PP sostienen que ese procedimiento es más lento que el suyo. Con el reglamento en mano, se podría haber anulado por lectura única de la ley si la Junta de Portavoces —PP incluido— hubiera dejado a CiU en minoría en instado al pleno a la modificación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La cúpula popular está convencida de que la tasa será historia en 2013. “No queríamos que todo quedara en una resolución porque es un brindis al sol”, dicen fuentes del PP, que con su postura han airado al PSC. “Han hecho todos los papeles del auca”, señaló una diputada socialista.

CiU quizá ha salvado la votación del euro por receta, pero no ha evitado que el resto de grupos, PP incluido, le den hoy un estirón de orejas con la firma de una resolución que deplora que el Gobierno despreciara a la Cámara al delegar en el grupo de CiU la réplica a la oposición en el pleno de los recortes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS