Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña recomienda una “cura de adelgazamiento” al Gobierno

La Generalitat de Cataluña alerta de que Alemania dictará los nuevos recortes de España

La Junta de Andalucía apunta que es el Ejecutivo central quien tiene que hacer un "gran esfuerzo"

El Gobierno vasco espera que las medidas no se impongan "con precipitación"

Las reacciones de las comunidades autónomas a la petición de Mariano Rajoy de que adopten nuevos ajustes no se han hecho esperar. El consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell, ha alertado hoy de que Alemania dictará las nuevas medidas de recorte que deberá aplicar el Gobierno central. Visiblemente molesto, Mas-Colell ha afirmado en conferencia de prensa que antes es la Administración central la que debe hacerlo. “Le recomiendo una cura de adelgazamiento, le vendría muy bien”, ha dicho el consejero. Asimismo ha admitido que la Generalitat es consciente de que se deberán abordar nuevos ajustes, pero ha pedido que el Gobierno central lo haga primero. Por esa misma línea ha ido el portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, quien ha anunciado que es precisamente el Gobierno central quien tiene que hacer un “gran esfuerzo” para conseguir su objetivo de déficit, en lugar de poner “el foco” sobre las comunidades autónomas. Por su parte, la portavoz del Ejecutivo vasco, Idoia Mendia, ha señalado que espera que esas nuevas medidas no se impongan “con precipitación” y que se planteen con “cabeza” y pensando en los intereses generales.

Mas-Colell se ha ofrecido al Gobierno a darle “algunas ideas” sobre cómo debe emprender los nuevos recortes. En las últimas semanas la Generalitat ha pedido repetidamente al Gobierno central que cumpla las exigencias del Fondo Monetario Internacional y baje los sueldos de los funcionarios. El propio consejero de Economía sugirió, a través de un artículo en EL PAÍS, el cobro de cinco euros por cada noche de hospitalización en concepto de manutención. Mas-Colell no ha aclarado si hasta ahora el Gobierno ha querido escuchar sus consejos, pero ha asegurado que en el futuro se deberá seguir el modelo alemán, en cuyo país ya se aplica algún tipo de copago hospitalario. "El Gobierno central no tiene necesidad de mis ideas. Ya se las dará Alemania”.

Mas-Colell ha avisado de que los resultados de la cumbre europea de la semana pasada, en la que se abrió la vía a la recapitalización directa de la banca y a facilitar el uso de los fondos europeos de rescate para comprar deuda de países bajo presión en los mercados, comportará como "contrapartida" que Alemania "mire mucho más de cerca" a España, "sobre todo al Gobierno central". Según el consejero, "sería un error pensar que ahora dominará completamente una dinámica europea de crecimiento por encima de la dinámica de austeridad".

El Ejecutivo vasco también ha apuntado a las exigencias de Berlín. Su portavoz, Idoia Mendia, ha afirmado que están dando más servicios con menos recursos y, después de recalcar los esfuerzos de contención y reducción del gasto público que ha llevado a cabo el Gobierno de Patxi López desde 2009, ha indicado que los recortes aplicados hasta ahora son “suficientes”, pese a que “parece que Europa pide más y que Rajoy está dispuesto a hacerlo”, informa Efe.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha aludido a la “grave contradicción y el doble juego del Partido Popular de Andalucía”, que acusa al Gobierno andaluz de hacer “recortes brutales”, mientras el jefe del Ejecutivo español va a Sevilla para “pedir más recortes”, informa EP. Tras indicar que no sabe si interpretar las palabras del presidente del Gobierno como un “sarcasmo o como una forma de agredir, se haga lo que se haga”, ha advertido de que si el anuncio de Rajoy se concreta en más recortes para la educación y sanidad pública o en la privatización de servicios públicos, el Gobierno andaluz va a rechazar esas medidas de ajuste.