Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
las consecuencias de los recortes

Aguirre da carpetazo al proyecto del mayor parque tecnológico de España

La ampliación del polígono de La Carpetania se congela por el recorte presupuestario

Solo se garantizan los terrenos que reclama EADS

Getafe calculaba que el crecimiento del parque empresarial supondría miles de empleos

La oposición teme que el dinero se destine a Eurovegas

Aspecto actual del polígono de La Carpetania, en Getafe.
Aspecto actual del polígono de La Carpetania, en Getafe.

El parque industrial de La Carpetania II (Getafe) es una de esas “maravillosas partidas” prestas a ser recortadas a las que se refirió la presidenta regional, Esperanza Aguirre, cuando anunció su intención de apostar por la austeridad. El pasado jueves el consejo de administración del polígono renunció a su ampliación después de que la Comunidad de Madrid no haya incluido en sus presupuestos los 200 millones de euros necesarios para construir las calles que necesita la nueva fase del parque.

La decisión de aumentar en 3,7 millones de metros cuadrados La Carpetania para convertirlo en el mayor parque tecnológico de España se acordó en 2009 entre el Gobierno regional y el Consistorio encabezado entonces por el socialista Pedro Castro. Una de las principales preocupaciones del proyecto era asegurar la presencia de EADS-Casa en la región, que exigía ampliar sus instalaciones de La Carpetania I para continuar trabajando en su proyecto Airbus. La Comunidad se encargaba del 60% de los gastos de la iniciativa, dejando el resto para el Ayuntamiento. Desde entonces, el Gobierno regional y el Ayuntamiento han vivido enzarzados en una guerra sobre esta iniciativa empresarial.

La renuncia definitiva del PP a la ampliación se produce después de que en febrero la Comunidad y el nuevo alcalde de Getafe, el popular Juan Soler, anunciaran a bombo y platillo el desbloqueo del parque. La solución pasaba por no afrontar el precio de las expropiaciones, que correrían a cargo de las propias empresas. Los gastos administrativos serían asumidos en un 60% por la Comunidad y en un 40% por el Ayuntamiento, siguiendo la proporción que tiene cada uno en el Consorcio Urbanístico Parque Empresarial de La Carpetania. El nuevo sistema supondría para las administraciones un ahorro de más de 200 millones de euros.

Según el exconcejal socialista de Urbanismo y miembro del consejo de administración de Carpetania, José Manuel Vázquez, el consorcio ha justificado el parón del proyecto argumentando que el Gobierno regional no ha incluido en sus presupuestos ninguna cantidad para La Carpetania. “No se han dado cuenta de que el proyecto se podría haber desarrollado por fases. Es decir, primero invertir 40 millones; en una segunda fase otros 20; y así, de forma sucesiva, conforme se instalen las empresas”, asegura Vázquez, que sostiene que el propio Soler, presente en el consejo de administración, “se abstuvo en el punto sobre la extinción de Carpetania II”.

A preguntas de este diario, Soler ha asegurado que la decisión se adoptó hace pocos días. “Por lo que nos ha informado la Comunidad, había cuestiones jurídicas que impedían que la solución acordada en febrero fuera efectiva. El resultado final es el mismo: no hacer frente a las penalidades económicas que podrían suponerle el Ayuntamiento las expropiaciones”, cuyo coste ha elevado a 500 millones.

Un informe del Ayuntamiento de 2009 sentaba las bases de la futura ampliación. Según el mismo, además de EADS-Casa, que estaba ya presente en La Carpetania I, numerosas empresas habían mostrado su intención de asentarse en el parque industrial.

La sombra de Eurovegas

Entre las interesadas en el desarrollo estaban Corrugados (que reservó 400.000 metros cuadrados), Cubota (30.000 metros cuadrados), Plasser (20.000), Proymega (90.000 metros cuadrados) y Cofares (30.000 metros cuadrados). “Y la propia EADS nos aseguró que tendríamos que reservar otros 300.000 metros cuadrados para sus empresas asociadas”, asegura Vázquez.

Soler destaca que la Comunidad le ha asegurado que la ampliación de EADS —que llegó a amagar con su salida de Getafe si no se le permitía aumentar su factoría— se salva junto con los 300.000 metros cuadrados adicionales. Será gracias a una decisión de última hora de la Comunidad, que aprobó el Proyecto de Ley de Medidas Urgentes de Modificación Presupuestaria. De esta forma, la operación de EADS se enmarcará en los proyectos que se califican de interés por la inversión o la creación de riqueza que comporten, y se desbloquearán todas las intervenciones necesarias para salvaguardalo. La propia Aguirre llegó a negar que esta modificación legislativa para agilizar inversiones estuviera relacionada con las aspiraciones de la Comunidad de lograr ser sede de Eurovegas, y se remitió a casos como el de EADS-Casa, “que implican creación de empleo, bienestar y prosperidad y que sin embargo los planes de modificaciones de planeamiento dilatan de tal forma las inversiones que en muchos casos disuaden a los inversores de venir”.

Según las previsiones de 2009, la ampliación del parque, unos 3,7 millones de metros cuadrados, permitiría la creación de miles de puestos de trabajo de alta cualificación, una cifra que en la actual coyuntura económica resulta irreal, como insiste Soler. Lo ejemplifica el caso de Proymega, una de las empresas que habían mostrado interés en iel proyecto, a la que Comunidad y Ayuntamiento han tenido que devolver el dinero que había adelantado por 100.000 metros cuadrados.

En los partidos de la oposición de Getafe el anuncio del fin de Carpetania II no ha gustado. Los tres grupos, PSOE, IU y UPyD, aseguran que temen que tras la decisión pueda haber algo más: que los terrenos de La Carpetania sean una de las posibles sedes de Eurovegas.

El portavoz de UPyD, José Luis Morato, preguntó al consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, si esta decisión no tiene nada que ver con la idea de instalar Eurovegas en Madrid. Según UPyD, la Comunidad quiere ahorrarse la inversión de Carpetania y quizá utilizar sus mismos terrenos para el macrocasino, “teoría que se vería avalada con la modificación de la Ley 9/1995, que recoge la implantación de nuevos negocios que generen empleo”.

En esta línea se ha expresado el portavoz del PSOE, José Manuel Vázquez, que dijo que se trata de un plan prestablecido: “Primero será Eurovegas, y luego convertir la base aérea militar en aeropuerto civil”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información