El PNV marca la línea roja a Bildu

Los nacionalistas no extenderán la moción de censura al diputado general pese a sentirse “traicionados”. Garitano: “Seguiremos en el camino hecho por Alduntzin”

Martin Garitano, a la izquierda, e Iñaki Arriola en sus respectivas ruedas de prensa.
Martin Garitano, a la izquierda, e Iñaki Arriola en sus respectivas ruedas de prensa.JAVIER echezarreta (EFE)

El PNV ha trazado la línea roja que no puede traspasar Bildu en la gestión política y económica de Gipuzkoa. La moción de censura contra el diputado de Medio Ambiente, Juan Carlos Alduntzin, es una advertencia de los nacionalistas a la coalición abertzale, que gobierna en minoría en las principales instituciones guipuzcoanas, para que no siga rompiendo los acuerdos establecidos con el PNV —construcción de la incineradora y un Plan Anticrisis— que permitieron a Bildu sacar adelante sus Presupuestos de este año y que ponen en juego los de 2013.

El PNV ha querido dejar claro a Bildu que por “dignidad” si es necesario se alía con el PP y el PSE para presentar una moción de censura contra Alduntzin tras el rechazo de la Diputación a la incineradora y a debatir el nuevo plan de residuos en las Juntas Generales. Según fuentes del PNV, los jeltzales no van a extender la moción de censura al diputado general, ni a los municipios donde gobierna Bildu a pesar de sentirse “traicionados” pero marcan su territorio y recuperan su discurso como garantes de una “gestión eficaz” en Gipuzkoa con vistas a las próximas elecciones autonómicas.

En este sentido, el PSE emplaza al PNV y al PP a conformar mayorías en aquellos Ayuntamientos donde salgan las cuentas para gobernar. “Deberíamos sentarnos a hablar con PNV y PP de los intereses generales y explorar la posibilidad de acuerdos para impulsar ejecutivos sólidos, eficaces y solventes”, señaló ayer Iñaki Arriola durante una rueda de prensa en San Sebastián.

El secretario del PSE en Gipuzkoa valoró de forma positiva que el PNV se haya sumado a la moción de censura contra el diputado de Medio Ambiente que será presentada a finales de junio. “Es un paso, pero no suficiente”, recalcó. Los socialistas aplaudieron que el PNV, “por fin, empiece a cambiar de actitud” respecto a la situación de “deterioro e inestabilidad” que padece el territorio con Bildu en los gobiernos de la Diputación y de muchos ayuntamientos.

En un contexto preelectoral donde las alianzas políticas entre los cuatro principales partidos —PP, PNV, PSE-EE y Bildu— son poco probables más allá de la destitución de Alduntzin, el diputado general, Martín Garitano, tachó la moción de censura contra el titular de Medio Ambiente, como una excusa de “la alianza anti-Bildu” para atacar al gobierno foral y “hacer su propia campaña”.

“Es un paso, pero no suficiente”, dijo Arriola (PSE) sobre la postura ‘jeltzale’
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Garitano no precisó qué hará si prospera la reprobación al miembro de su gobierno porque “hasta ahora no hay tal moción”, puntualizó.

El diputado general anunció que su gabinete “seguirá en el camino del trabajo” hecho por Alduntzin, porque ha encontrado la “solución al problema de los residuos” y la ha plasmado en una estrategia de desarrollo, sin cambiar el plan que está en vigor. Acompañado por los miembros de su gabinete, Larraitz Ugarte, Ander Rodríguez e Ikerne Badiola, señaló que “no es razonable semejante amenaza por el hecho de gobernar y ser eficaces en la gestión”. En alusión a la reprobación de un miembro de su gabinete, Garitano afirmó que “no entendemos que se pretende con esta operación” y denunció que “antes incluso de leer” el texto con la nueva planificación de residuos, “ya estaban pidiendo la cabeza de Alduntzin”.

EH Bildu, coalición formada por la izquierda abertzale, EA, Alternatiba y Aralar, para concurrir a las próximas elecciones autonómicas, acusó al PNV, PSE y PP de poner “cada vez más palos en las ruedas del progreso” de Gipuzkoa. Representantes de las distintas sensibilidades que integran la coalición, entre los que se encontraban Joseba Permach (izquierda abertzale), Oskar Matute (Alternatiba) o Rebeka Ubera (Aralar), leyeron un comunicado en el que afirman que la moción de censura contra Alduntzin representa una “escenificación de la debilidad política y argumental de la clase política que ha gobernado hasta ahora”.

Sin embargo, para los populares la moción de censura contra Alduntzin es “un primer paso” hacia un nuevo gobierno “de progreso” en Gipuzkoa. El portavoz del PP en las Juntas Generales, Juan Carlos Cano, consideró que la moción de censura contra Alduntzin (Bildu), llega con “seis meses de retraso”, tiempo transcurrido desde que Bildu y PNV acordaron una moratoria para la construcción de la incineradora.

En declaraciones a la prensa antes del inicio de la 17ª Unión Interparlamentaria del PP en San Sebastián, Cano recordó que la moción es “fruto de un documento planteado por el PP”, aunque admitió que la apuesta de su partido es plantear una censura a todo el gobierno foral de Bildu.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS