Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marbella pacta con la Junta un ajuste de sus deudas recíprocas

La alcaldesa había advertido de que si no había flexibilidad estaban en riesgo las nóminas

Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella
Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella

La Junta y el Ayuntamiento de Marbella alcanzaron ayer un acuerdo para poner sobre el papel las deudas recíprocas que tienen pendientes y compensarlas. Tan simple y razonable logro pone fin, de momento, a unos días de escalada de tensión entre las dos administraciones, con cruce de reproches y con la advertencia de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, de que si la administración autonómica no era flexible, había un riesgo de que los trabajadores municipales no pudieran cobrar sus nóminas.

 El Ayuntamiento había dejado de pagar las amortizaciones que le correspondían del adelanto reintegrable de 100 millones de euros que la Junta dio a la Comisión Gestora que rigió el consistorio tras su disolución en abril de 2007 para que hiciera frente a gastos perentorios de funcionamiento. Y la respuesta de la Junta fue retener en abril 1,8 millones de euros que le corresponden a Marbella de su Participación en los Ingresos del Estado, algo que el consistorio entiende que es improcedente. Finalmente, la transferencia se liberó y el consistorio pudo pagar las nóminas de mayo.

Pero un día antes de que ayer se reuniera la comisión mixta de seguimiento del anticipo reintegrable, la alcaldesa envió una carta a los trabajadores en la que daba su versión del conflicto y alertaba del riesgo de no tener disposiciones para pagar sus nóminas.

El portavoz del PSOE, José Bernal, vio este gesto como una “total deslealtad” de Muñoz, a la que acusó de meter miedo y “abonar el terreno para justificar futuros despidos y bajadas de suelo”.

El anticipo se debe devolver en 40 años a un interés del 1%. El Ayuntamiento ha propuesto a la Junta compensarle con solares y en especie. Peso eso es un asunto “político”, según admitió el coordinador general de Hacienda del Ayuntamiento, Carlos Rubio, por lo que en la reunión de ayer, de carácter técnico, los responsables de la Junta quedaron en trasladar la propuesta a los responsables de la consejería de Hacienda y Administración Pública.

Los técnicos autonómicos si admitieron que la Junta adeuda impuestos al Ayuntamiento de Marbella, y que pueden descontarse del saldo deudor. El Ayuntamiento reclama 10 millones de euros. El equipo de trabajo revisará ahora los cajones para fijar las cuantías.

En la comisión, Rubio insistió en reprochar a la Junta la retención de los fondos del Estado a Marbella. “Seguimos defendiendo que es incorrecta e injustificada, pero, por no permanecer bloqueados, hemos decidido avanzar con este grupo de trabajo”, explicó. Rubio insistió en que los trabajadores tienen derecho a conocer los problemas de liquidez del consistorio.