Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez desestima el recurso de Bernácer contra su imputación en el ‘caso Emarsa’

El magistrado reitera que la Epsar pagó los gastos de gestión de la depuradora de Pinedo

El juez Vicente Ríos ha desestimado el recurso interpuesto por Enrique Berñácer, exjefe de explotación de la empresa de la Generalitat que gestiona el canón de saneamiento y supervisa las depuradoras de la Comunidad Valenciana (Epsar), contra su imputación en el caso Emarsa.

Bernácer argumentaba que “todo el castillo de naipes articulado por el Ministerio Fiscal y acogido en el auto de imputación, se sustenta en dos cartas erróneas”. La primera, considerar que la Epsar financiaba a Emarsa cuando, según Bernácer, solo controlaba el correcto funcionamiento de la depuradora de Pinedo.

La segunda sería la consideración de que la Epsar determinó en 2007 el coste de la gestión de lodos por parte de la Emarsa muy por encima de su precio real.

El magistrado considera que los argumentos esgrimidos por Bernácer "en nada desvirtúan los indicios de criminalidad que le han llevado al estatuto de imputado en el procedimiento que nos ocupa".

Vicente Ríos apunta en un auto difundido por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que  "todos los documentos incorporados a la causa se desprende que la Epsar, mediante el sistema de financiación por convenio, se ha encargado de sufragar la práctica totalidad de los gastos de la gestión y explotación de la depuradora de Pinedo, con independencia de la titularidad del capital social de la empresa pública Emarsa, que ha sido ostentado durante toda el periodo de tiempo objeto de investigación por la Emshi", la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos que controla muy mayoritariamente el PP.

Respecto a la segunda carta que esgrime Bernácer sobre el precio de gestión de los lodos fijado en el convenio en la Espsa, el juez recoge los argumentos del Ministerio Fiscal, que se preguntaba "cómo es posible que la comisión de seguimiento fijase el precio atendiendo a lo solicitado por Fervasa" cuando la planta de gestión de residuos dejó de recibir paulatinamente lodos de Emarsa desde 2006.

El juez concluye que el precio de 42 euros por tonelada de lodos tratados "es una ficción, puesto que desde el momento en el que quedó fijado ese importe, los lodos de Pinedo nunca tendrían como destino ni Fervasa, siendo evacuados en un 99% a aplicación agrícola, dato que tenía que ser conocido, cuanto menos, por el responsable del Departamento de Explotaciones de Epsar".

Más información