Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 75% de víctimas de la violencia machista no denuncia su situación

Mariola Serrano asegura que "hay demasiadas mujeres que siguen sufriendo en sus hogares situaciones de maltrato”

Mariola Serrano
Mariola Serrano

Una de cada ocho mujeres vascas reconoce haber sufrido violencia de género alguna vez en su vida, pero de ellas sólo el 25% lo ha denunciado. Esta es una de las conclusiones del Estudio sobre violencia machista contra las mujeres en Euskadi: percepción, incidencia y seguridad, realizado por la Dirección de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género con los datos obtenidos en 2.600 encuestas a ciudadanos mayores de 16 años.

De todas las encuestas realizadas, 1.340 fueron a mujeres y 435 a jóvenes. La responsable de esa dirección, Mariola Serrano, presentó las conclusiones del estudio ayer en Bilbao como una aproximación “lo más certera posible” a la violencia de género “más allá” de los datos estadísticos sobre denuncias e incidiendo que se suelen manejar en estos casos.

El 12,5% de las mujeres encuestadas reconoce haber sufrido violencia de género alguna vez en su vida: un 7,5% ejercida por su pareja o ex pareja, un 1,79% por otros miembros de la familia, un 1,4% en el ámbito laboral y un 2,7% en el ámbito social. Un 2% del total afirma sufrir violencia de género en la actualidad, la mayoría ejercida por la pareja o ex pareja. Más del 78% de los casos corresponden a violencia de tipo psicológico. Un 30,8% de las víctimas lleva más de diez años sufriendo malos tratos y el mismo porcentaje entre uno y cinco años, mientras que un 23,1% los padece desde hace menos de un año.

Pese a la crudeza de los datos, el 75% de las víctimas encuestadas reconoce que no ha presentado denuncia y sólo un 17,2% ha acudido a recibir ayuda a alguno de los múltiples recursos públicos especializados.

Serrano animó a las mujeres a que pongan la denuncia cuando estén preparadas porque aunque han subido un 11% las denuncias “aún hay demasiadas mujeres que siguen sufriendo en la intimidad de los hogares”. El informe concluye que la mayoría de las víctimas tienen DNI español aunque las mujeres extranjeras presenta mayor prevalencia en las agresiones.

La encuesta también analiza las situaciones de violencia “deducida o técnica” con el objetivo de medir los casos de mujeres que sufren “micromachismos”. Este concepto incluye el control, el aislamiento, el menosprecio, o las amenazas por el hecho de ser mujer. “Indicadores que pasan muchas veces desapercibidos pero que son los primeros indicios de una situación de violencia de género”, advirtió la rsponsable de la dirección.