Louzán dice que reducirá 14 puntos de deuda este año

Destinarán entre 40 y 50 millones a inversiones en los municipios a través de un plan de gasto corriente aún por concretar

La Diputación de Pontevedra se salva de la quema presupuestaria y mantendrá unas cuentas de 154 millones de euros para este año, en torno al 3% menos que en 2011. Así lo aseguró ayer su presidente, Rafael Louzán, que describió como “óptima” la situación económica de la institución. La abultada deuda del ente, que cifró en el 84%, caerá 14 puntos a final de año si se cumplen sus previsiones y rondará para entonces los 90 millones de euros.

 Louzán dio estas cifras en una rueda de prensa en la que compareció junto a su vicepresidente, José Manuel Figueroa, y en la que defendió que medidas como la decisión de no renovar las plazas de 50 funcionarios vacantes, cuyo ahorro cifró en dos millones, han permitido que el recorte no fuese severo. Señaló que la mayor parte de los fondos de la Diputación provienen del Gobierno estatal, pero se resistió a dar la cifra porque “aún faltan unos flecos” por determinar. Fue precisamente la espera por las cuentas estatales la que causó el retraso en el diseño del presupuesto.

El presidente provincial aseguró que el aplazamiento de los vencimientos de los anticipos a cuenta de los ejercicios 2008 y 2009 decretado por el Gobierno estatal, y que a la Diputación le suponían 48 millones de euros, ha aliviado igualmente unas cuentas que en ejercicios anteriores habían hecho sonar la alarma de su propio servicio de intervención. El peligro de quiebra técnica está lejos, aseguró Louzán, después de que en los dos últimos años se hayan amortizado 25 millones de deuda.

50 millones

 “La Diputación de Pontevedra es una de la instituciones que paga en un tiempo más rápido”, presumió. También recordó, en ese sentido, que el ente provincial solo tuvo que remitir una factura dentro del plan de pago a proveedores que lanzó a comienzos de año la Administración central.

Louzán aseguró que se destinarán entre 40 y 50 millones a inversiones en los municipios de la provincia a través de un plan de gasto corriente aún por concretar. Se tratará de “inversiones públicas prioritarias” en materia de “servicios” que prefirió no pormenorizar. Sí señaló que la Diputación pasará a correr con la cuenta completa del plan provincial de obras, al que en 2011 el Estado destinó 2,2 millones de los 5,5 totales y que en 2011 sufragó trabajos en 78 municipios.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50