Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO GÜRTEL'

Una exempleada de Gürtel declara protegida por las amenazas de la trama

Isabel Jordán logra que el juez le permita entrar en coche al Tribunal Superior valenciano.

Betoret, condenado en el 'caso de los trajes', llega a declarar a la causa de financiación.

Rafael Betoret, a la entrada del tribunal de Valencia
Rafael Betoret, a la entrada del tribunal de Valencia

La exempleada de la trama Gürtel Isabel Jordán ha entrado esta mañana en coche y custodiada al Tribunal Superior de Justicia valenciano para declarar en la causa de financiación ilegal del PP valenciano. El motivo son las amenazas que recibió de la red corrupta a raíz de una denuncia que presentó en el año 2007 contra quienes entonces eran sus jefes. Jordán había pedido al juez instructor de la causa, José Ceres, que por motivos de seguridad dispusiera de los medios necesarios para no coincidir al llegar al tribunal con ningún otro imputado ni con la prensa, petición que por lo visto esta mañana el magistrado ha aceptado.

Tras ella está previsto que declare Rafael Betoret, exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo, ya condenado en el caso de los trajes, y que ha entrado en torno a las 11.30 en el tribunal. Betoret se ha limitado a decir que se encuentra "muy tranquilo".

Jordán es un personaje importante en la pieza separada de la causa de financiación que investiga las supuestas adjudicaciones irregulares de la feria Fitur a la trama entre 2005 y 2009 por cerca de cinco millones de euros. Suyo era uno de los correos electrónicos intervenidos por la policía que, según la Intervención General del Estado, demuestran que la red de Francisco Correa redactó el primer concurso público de Fitur que ganó Orange Market, la sociedad de la trama que dirigía en Valencia Álvaro Pérez, El Bigotes.

La exempleada de Gürtel dijo, en una conversación grabada por el exedil popular José Luis López Peñas, que su empresa había pagado trajes al expresidente valenciano Francisco Camps. En el juicio de los trajes, sin embargo, Jordán matizó aquellas declaraciones y las atribuyó a que estaba nerviosa. Su testimonio fue uno de los principales argumentos que el dividido jurado del caso, en el que también se juzgó a Ricardo Costa, utilizó para absolverlos.

Su abogado ha afirmado, por su parte, que la única documentación a la que Jordán tuvo acceso fue a las condiciones del concurso de Fitur de ediciones anteriores al año 2005, y que así lo habría demostrado ante el juez.