Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aval a Epsilon costará 25 millones a las arcas públicas

Unda negocia con Kutxabank para minimizar el daño por la operación

El consejero de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, Bernabé Unda, anunció ayer que mantiene conversaciones con Kutxabank para “minorizar el daño” del aval concedido a la empresa Epsilon Euskadi, compañía que se encuentra en situación de liquidación, y advirtió que “la horquilla de daño para las arcas públicas puede ser mayor de 25 millones de euros”.

Unda realizó estas declaraciones durante el pleno de control al Ejecutivo vasco que se celebró ayer en la Cámara vasca en respuesta a una pregunta formulada por el parlamentario del PP Carmelo Barrio sobre la situación creada por la liquidación de la empresa Epsilon Euskadi decretada por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria después de que la empresa de automoción Epsilon acumulara unas pérdidas de alrededor de ocho millones de euros.

La quiebra de esta empresa, afincada en el Parque de Miñano (Álava) y que en la pasada legislatura recibió ayudas públicas por valor de 50 millones de euros, podría costar a las instituciones vascas una suma adicional de entre 16 y 24 millones de euros, suma que corresponde a los créditos contraídos por la empresa con Caja Vital y Kutxa, a los que no ha podido hacer frente y que fueron avalados por el Parque Tecnológico de Álava en el año 2009.

Con la fase de liquidación, los tres socios del Parque Tecnológico de Álava deben afrontar las deudas. En concreto, afectará al Gobierno vasco a través de la SPRI, con un 64%; a la Diputación de Álava, con más del 20%, y al Ayuntamiento de Vitoria, que tiene en torno a un 10%. El titular de Industria explicó que no puede realizar una valoración “definitiva” porque proceso se encuentra abierto y el concurso sigue su proceso y ha asegurado que se encuentra “preocupado por lo que pasa” con la citada empresa. Unda afirmó, además, que su departamento “trabaja para que el impacto sea el menor posible, ya que la horquilla de daño para las arcas públicas puede ser mayor de 25 millones de euros”.