Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex alto cargo de Salud admite irregularidades en el convenio con Noós

La consejería contrató por más de 34.000 euros a un trabajador de Urdangarin

La exconsejera de Salud Marina Geli.
La exconsejera de Salud Marina Geli.

Un ex alto cargo del departamento de Salud en la etapa de Marina Geli admitió en su declaración policial que el convenio que firmaron con el instituto Noós presentaba “una cierta irregularidad administrativa”. Se trata de Manuel Balcells, entonces director general del área de Estrategia y Coordinación (en 2006 fue consejero de Universidades e Investigación fugazmente), y se refiere al hecho de que el convenio con Noós se firmó en noviembre de 2005, cinco meses después de que la persona encargada de ejecutarlo, Ignasi de Juan Creix, trabajase para Salud.

La consejería de Geli y Noós firmaron un convenio por valor de 34.375 euros en el año 2005 para contratar a Creix como codirector de un plan director de inmigración y cooperación. Entre el 11 y el 12 de abril pasado, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y diversos policías tomaron declaración a una decena de personas que intervinieron en el convenio, entre ellas la exconsejera de salud Marina Geli, que deberá declarar, de nuevo, el próximo sábado. Hoy se inicia una nueva tanda de citaciones, con más de 40 testigos. “No era normal”, coincidió Estanislao Alonso, codirector junto a Creix del Plan de salud, en referencia a que se “realizasen trabajos con anterioridad a la firma de un convenio o contrato”. Geli, sin embargo, aseguró que era “el procedimiento autorizado” por la asesoría jurídica.

De la decena de declaraciones se desprende que el convenio estaba salpicado de distintas irregularidades, aunque difícilmente podrán derivar en algún delito teniendo en cuenta que todos los implicados hasta ahora han sido citados como testigos. Entre las disfunciones, destaca que el convenio era por un año, pero Creix solo desempeñó su cargo entre junio y diciembre de 2005. “El trabajo se hizo”, defendieron tanto Geli como el propio Creix ante el fiscal y la policía.

Salud contrató a Noós para poder contar con Creix en su equipo porque era “experto en cooperación internacional en salud”, según Geli. Además, ya estaba relacionado con salud con anterioridad como responsable del Plan de Cooperación e Inmigración “pero recibió una oferta y fue contratado por el instituto Noós”, según declaró Balcells.

Creix fichó para Noós el verano de 2005 con el objetivo de desarrollar una rama de la salud vinculada al deporte y montar distintos eventos como el Valencia Summit y el Forum Illes Balears. Junto al yerno del rey, Iñaki Urdangarin, y Diego Torres —ambos imputados por capitanear una presunta trama de malversación de fondos públicos— propusieron a Geli una gran cumbre de salud, que debería celebrarse en Barcelona. La exconsejera se reunió con el duque en 2007, según su declaración, cuando ya estaba oficialmente desvinculado del instituto. Las jornadas durarían dos días y costarían tres millones de euros, pero el proyecto no salió adelante. Según Geli, “por su volumen e importe”, aunque según el jefe de gabinete de Salud, Miguel Gómez, que también declaró la semana pasada, porque la propuesta tenía que ver con deportes no con su área.

Asimismo, los agentes preguntaron por el hecho de que el propio Creix formase parte del comité que evaluó como satisfactorio el cumplimiento del convenio.