_
_
_
_

La Junta eleva a 2.763 millones las facturas pendientes a proveedores

Martínez Aguayo afirma que la congelación de 2.696 millones es de “carácter preventivo” Culpa del recorte al Gobierno de Rajoy

Carmen Martínez Aguayo tras la reunión del Consejo de Gobierno andaluz.
Carmen Martínez Aguayo tras la reunión del Consejo de Gobierno andaluz.GARCÍA CORDERO

2.763 millones de euros, esa es la cantidad que la Administración andaluza y sus entes instrumentales deben a los proveedores, a fecha 1 de enero de 2012. Las autonomías han comunicado en los últimos días al Ministerio de Hacienda la relación de facturas pendientes para acogerse al plan de pago dotado con 35.000 millones de euros, y Andalucía, según dijo el martes la consejera andaluza del ramo, Carmen Martínez Aguayo, no destaca entre el resto, si se tiene en cuenta su número de habitantes y el volumen de su Presupuesto.

 El Consejo de Gobierno, tras el que compareció la titular de Hacienda y Administración Pública, adoptó otra importante operación relacionada con las finanzas: la congelación de 2.696,8 millones de las cuentas de 2012 con “carácter preventivo”, como consecuencia, aseguró, de la merma de ingresos procedentes del Estado. Este primer recorte del Presupuesto —adelantado el lunes por el propio presidente, José Antonio Griñán, quien también apuntó que habría que hacer uno nuevo— es “global”, es decir, no se detallan las partidas que resultarán afectadas. “No podrá concretarse hasta que el Gobierno central vaya poniendo sobre la mesa las medidas que está anunciado un día tras otro, pero cuyo alcance total aún no conocemos”, justificó la consejera.

En cuanto a las facturas, Carmen Martínez Aguayo precisó que en total total son 772. 753, correspondientes a consejerías, agencias administrativas, agencias de régimen especial, Servicio Andaluz de Salud (SAS) y entes instrumentales considerados Administración a efectos de la contabilidad nacional. Afectan a 5.107 proveedores, de los cuales 3.937 son sociedades y 1.170 son autónomos o empresas unipersonales. La mayoría (97%) responden a gastos sanitarios.

La consejera explicó que con esta información la Junta cumple el plazo previsto (antes del 15 de abril) por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para acogerse al marco extraordinario de financiación para pagar a proveedores. Insistió en que el importe incluye a todas las facturas pendientes certificadas y vencidas antes de principios de año. “Todas las facturas están aquí”, recalcó, si bien los acreedores pueden comprobar en una página web de la Junta si hay algún error. “Puede ser que haya algunos, pero nosotros creemos que están todas. La cantidad es razonablemente la que es, y no preveo una gran variabilidad”.

El Ejecutivo andaluz garantiza que la prioridad será el gasto social

 La cifra es inferior a lo dicho hace algunos días por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que cuantificó los pagos retrasados en 3.000 millones de euros. Y está muy alejada de la que aseguró el PP andaluz que acabará por emerger: 4.500 millones. El líder del PP, Javier Arenas, se pasó la pasada campaña electoral alertando de que, en el caso de alcanzar la presidencia de la Junta, hallaría los cajones de la Administración andaluza repleta de facturas sin pagar, lo que aumentaría sobremanera la deuda con proveedores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Martínez Aguayo aprovechó para comparar los compromisos pendientes de Andalucía con los de otras comunidades autónomas. Castilla-La Mancha, con un Presupuesto cuatro veces menor al andaluz, ha comunicado 2.510 millones de euros; Murcia, con un presupuesto siete veces menor, 1.200 millones; y Castilla-León, con un presupuesto tres veces menor; 1.066 millones de euros. Por habitantes, agregó la consejera, lo debido sería en Andalucía de 328 euros; en Castilla-La Mancha, 1.187 euros; Castilla y León, 417; y Murcia, 816 euros por habitante.

La consejera explicó que la web en la que se pueden consultar los datos ofrece información del mecanismo de financiación y los interesados deberán acceder a la página de la Agencia Estatal de Administración Tributaria para expresar que se acogen a la fórmula extraordinaria de cobro. El acceso será operativo a partir del 2 de mayo.

El vicepresidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA), Rafael Amor, dijo el martes a Europa Press que la cuantía de la Junta “triplica con creces” las estimaciones de su organización. Amor consideró “una auténtica barbaridad” la deuda andaluza y la del resto de las comunidades.

Martínez Aguayo llamó al primer recorte del Presupuesto andaluz (de 2.696,8 millones, lo que supone un tajo de al menos un 8,4%) “retención de crédito”. La consejera dijo que esta reducción es resultado “de las diferentes disminuciones y minoraciones de ingresos” que se van a producir en las cuentas autonómicas por los recortes incluidos por el Gobierno de Rajoy en los Presupuestos Generales del Estado.

Manifestó que es un acto de responsabilidad para cumplir con el objetivo del 1,5% del déficit, si bien no concretó el impacto que tendrá en los servicios esenciales. Al presentar el proyecto de Presupuesto de 2012 (que asciende a 32.020 millones), la propia consejera aseguró que la prestación de estos servicios estaría en peligro si se ajustaban más las cifras. Martínez Aguayo manifestó que la prioridad del próximo Ejecutivo (el actual está en funciones) será el gasto social. “Pero eso a mí no me corresponde, habrá que ver lo que hace el Gobierno de Mariano Rajoy”, apostilló la consejera.

Añadió que los ingresos de Andalucía son fundamentalmente los que les asigna el Estado y que el Presupuesto andaluz se hizo en función de unas previsiones que no se ha cumplido, algo que la ha pasado a otras autonomías, entre las que citó a Valencia, que contempló un crecimiento del 1,1%.

Mientras que el PP dijo que Griñán tiene que pedir perdón por hacer unas cuentas “falsas, electoralistas y con tintes de caducidad”, Izquierda Unida, virtual socia de los socialistas, y los sindicatos han considerado “lógica” la congelación y consecuencia de las políticas de Rajoy. En este sentido, el coordinador de IU, Diego Valderas, declaró que el Presupuesto está “duramente tocado por la política de recortes salvajes del PP, que son inaceptables”. Sostuvo que no le ha sorprendido la limitación del gasto y que su grupo ya dijo que el proyecto era poco consistente. “El Gobierno de la nación no está metiendo la tijera, sino dando un hachazo”, declaró el izquierdista, “nadie ve al PP ahorrando trayéndose, por ejemplo, las tropas de Afganistán”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_