La Fiscalía investiga una zona de taxis de la T-1 del Prat por delito medioambiental

Depana denuncia a AENA por ocupar unos terrenos protegidos desde 2006

La Fiscalía de Cataluña investiga por un delito contra el medio ambiente la zona de aparcamiento y espera de taxis construida junto a la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat (Barcelona), dada su proximidad a una área de protección de aves. Según fuentes judiciales, el ministerio público ha abierto diligencias para determinar la legalidad del aparcamiento de taxis, a raíz de la denuncia contra AENA que presentó la asociación ecologista Depana.

La investigación de la Fiscalía de Medio Ambiente tratará de averiguar si la zona de aparcamiento de taxis construida entre 2008 y 2009 junto a la nueva terminal del aeropuerto de Barcelona constituye un delito contra el medio ambiente.

En su denuncia, la asociación ecologista asegura que el aparcamiento de taxis ocupa unos terrenos de 4,5 hectáreas que habían sido declarados Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) en 2006. Los ecologistas mantienen en su denuncia que el proyecto de construcción del aeropuerto careció del preceptivo estudio de impacto ambiental y no fue comunicado a la Comisión Europea, como es obligado.

En opinión de los ecologistas, los terrenos que fueron reconvertidos en zona de aparcamiento y espera de taxis del aeropuerto forman parte del corredor biológico que debía conectar dos reservas ambientales del Delta del Llobregat, la del Remolar y la de Reguerons.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS