Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mucho político y recuerdo a Tomas y Valiente

Sala evoca su estancia como estudiante en la Universitat de València

Reclama la efectividad de un poder judicial independiente que defienda los derechos humanos

El presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, empezó su intervención recordando cuando era estudiante de Derecho “en este mismo edificio”, la sede histórica de la Universitat de València, entre 1952 y 1957. Aquí, cerca del claustro de la Nau, presidido por el “famoso exiliado español Luis Vives”, conoció a Francisco Tomás y Valiente, “valenciano ilustre asesinado en 1996”, que fue también presidente del TC. Entre el público, le escuchaba el también valenciano Tomás Vives, que fue vicepresidente del alto tribunal.

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, se había extendido previamente en la valencianidad de Sala, en su carácter apasionado y su afición por los viajes, la música, el arte y los toros, además de resaltar su compromiso ya en la lucha contra la dictadura del “primer magistrado no de carrera” (el resto han sido catedráticos de Constitucional) que preside el TC.

Sala le tomó la palabra y reconoció esa condición de valenciano y “de mediterráneo” antes de remontarse a la revolución francesa para incidir en que en la declaración de los derechos del hombre ya se reflejaba que si no había efectividad de tales derechos a través de un poder judicial independiente, de poco serviría la división de poderes que consagraba.

La intervención de Sala convocó a numerosos políticos y representantes de la judicatura y de la abogacía. Asistieron Máximo Buch Torralva, consejero de Economía, Industria y Comercio; Jorge Cabré Rico, consejero de Justicia y Bienestar Social; Mariano Vivancos, director general del AVAP; el diputado y nuevo líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig; el diputado nacional socialista, Ciprià Ciscar; el senador y expresidente de la Generalitat, Joan Lerma; la senadora socialista Carmen Alborch; el exsecretario general del PSPV-PSOE, Joan Romero; el exconsejero de Medio Ambiente por el PSOE Emèrit Bono: o el miembro del Consell Valencià de Cultura, Vicente González Móstoles.

La presidenta del Tribunal Superior de Justícia de la Comunidad Valenciana, Pilar de la Oliva Marrades, la fiscal jefe de la Audiencia de Valencia, Teresa Gisbert, también asistieron al acto convocado por Claustre Obert, al igual que la empresaria Agnés Noguera o varios miembros de Salvem el Cabanyal. También representantes del equipo rectoral como Jorge Hermosilla, vicerrector de Participación y Projección Territorial, el delegado de Estudiantes, Daniel González, y la decana de la Facultad de Derecho, María Elena Olmos.

Antes del acto, en declaraciones a los medios al ser preguntado sobre cómo pueden afectar los Presupuestos del Estado al Ministerio de Justicia, Bravo declaró que se rebajará en torno a un 6% y agregó que “teniendo en cuenta el contexto económico y, sobre todo, que la media de reducción en otros ministerios es de un 15% era una noticia esperada”.

En su opinión, “lo importante es seguir trabajando y buscar las fórmulas y los procedimientos que nos permitan optimizar los recursos que tenemos: una adecuada organización judicial y mejores instrumentos para que los jueces”.