Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá se revuelve contra Oltra al preguntar por el saqueo de Emarsa

La alcaldesa de Valencia, nerviosa, amenaza con llevar al juzgado a Mònica Oltra

La diputada de Compromís la señala como responsable política del saqueo de Emarsa

La diputada y alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha sido la inusual protagonista de la sesión de control de sesión de control al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en las Cortes valencianas. El incidente ha tenido lugar cuando la diputada de Compromís Mònica Oltra ha preguntado a Fabra "¿Qué gestiones piensa hacer para que los responsables políticos,  [Enrique] Crespo [expresidente de Emarsa], Rita] Barberá y secretarios generales del PP, devuelvan el dinero que nos han robado a los valencianos?" en casos como Emarsa, Brugal o Gürtel.  Ante la apelación de la diputada de Compromís, la alcaldesa de Valencia, que no interviene en el pleno desde hace meses, ha pedido la palabra por alusiones para pedir amparo y exigir a Oltra que retirase su nombre de la intervención.

La diputada de Compromís ha insistido en que Barberá "es la responsable política de poner a los sátrapas" que han saqueado Emarsa y se ha negado a retirar las palabras. Barberá, que no ha cesado de tamborilear los dedos sobre la mesa, ya fuera de micrófono, ha avisado a la diputada de Compromís que se disponía a llamar a su abogado para emprender acciones legales, mientras Oltra replicaba que no le tenía miedo.

Según la diputada, Barberá "es la responsable política

de poner a los sátrapas"

El enfrentamiento ha continuado en los pasillos al término de la sesión de control, cuando Barberá ha acusado a Compromís de carecer de convicción democrática. "¿Cuánto resentimiento guardan hacia mí porque durante 20 años soy alcaldesa de Valencia y no han podido ganar?", se ha preguntado Barberá, que ha insistido: "No tengo nada que ver ni con la gestión ni con el control de Emarsa". La alcaldesa ha dado a entender, en contra de lo que pide la oposición, que no piensa comparecer en la comisión de investigación de las Cortes que ha de investigar el saqueo de la depuradora de Pinedo, que controlaba Emarsa.

Oltra ha replicado con el refranero: "A quién le pica, ajos come. Ella es la responsable política de los nombramientos que se hicieron en Emarsa, y en un país civilizado cuando hay un saqueo los responsables políticos dimiten". "No tenemos miedo ni a la señora Barberá, ni a su autoritarismo", ha dicho.

La diputada de Compromís, Mònica Oltra,señala que no retira sus alusiones a Barberá en las Cortes. ampliar foto
La diputada de Compromís, Mònica Oltra,señala que no retira sus alusiones a Barberá en las Cortes.

La socialista Carmen Martínez ha recordado que Barberá ya le interpuso una querella después de que la acusase de ser la responsable política de Emarsa que finalmente se archivó. El portavoz parlamentario del PSPV, Jorge Alarte, ha exigido sin éxito que el presidente del Consell explicase cómo atenderá a las las 90.000 familias que no tienen recursos y sí derecho a la renta básica de ciudadanía.Alarte ha exigido al Consell que reponga el impuesto de patrimonio para hacer frente a este gasto sin aumentar el déficit.

En su intervención, el presidente de la Generalitat ha vuelto a insistir en que no  habrá recortes en los servicios básicos, como educación y sanidad. Fabra ha acusado a los socialistas de haber impuesto a los valencianos un sistema de financiación infradotado, que ha agravado la situación de crisis. Fabra, que ha hecho una defensa cerrada de las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy, ha acusado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de haber empobrecido a los valencianos en otros 2.700 millones de euros por haberse desviado en los objetivos del déficit previstos."¿Cómo pueden hablar de paro, si los socialistas son los reyes del paro? ¿Cómo pueden hablar de recortes sociales, si ustedes redujeron el sueldo de los funcionarios y las pensiones?"

La corrupción centra el debate

Durante la sesión, la corrupción ha vuelto a ser el principal motivo de debate. La oposición, especialmente la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, también ha cargado contra las irregularidades en los fondos de cooperación de la Generalitat y ha reclamado la dimisión del portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, que era el consejero de Solidaridad y responsable de los dos altos cargos destituidos por Fabra tras la imputación.

En su intervención, Fabra que no ha mencionado ni una sola vez a Blasco y ha señalado que los responsables de las irregularidades en los fondos de cooperación que investiga el juzgado tendrán que asumir todas sus consecuencias.

El consejero de Justicia, Jorge Cabré, en respuesta a la diputada de EU, Marina Albiol, ha recalcado de que antes de que concluyesen los registros en la antigua Consejería de Cooperación el Consell ya había tomado la decisión de destituir a los dos altos cargos implicados. Cabré ha señalado que los más de 177.000 euros recogidos de donaciones para construir un hospital en Haití y que se concedieron a la Fundación Hemisferio, una de las investigadas en el caso de los fondos de cooperación, se han destinado a un proyecto técnico preparatorio de la construcción de un hospital en el citado país. Un proyecto que concluye, según Cabré, el próximo 1 de julio, y del que los responsables tendrán que dar cuenta. "Si no acreditan el gasto, tendrán que devolver el dinero", ha dicho.

Problemas de exclusión social

“¿Cuánto resentimiento guardan hacia mí porque durante 20 años soy alcaldesa de Valencia y no han podido ganar?”, se preguntó Barberá, que insistió: “No tengo nada que ver, ni con la gestión, ni con el control de Emarsa”. La alcaldesa dio a entender que, en contra de lo que piden los tres grupos de la oposición, no piensa comparecer en la comisión de investigación que se ha constituido en las Cortes para investigar las responsabilidades políticas del saqueo de la depuradora de Pinedo, que controlaba la empresa pública Emarsa.

Oltra, a renglón seguido, replicó con el refranero: “A quien le pica, ajos come. Ella es la responsable política de los nombramientos que se hicieron en Emarsa, y en un país civilizado, cuando hay un saqueo, los responsables políticos dimiten”. “No tenemos miedo ni a la señora Barberá, ni a su autoritarismo”, dijo.

De formalizarse la querella de Barberá contra Oltra no sería la primera vez que la alcaldesa acude a los tribunales para intentar disuadir a quienes le plantan cara de persistir en su actitud. La socialista Carmen Martínez recordó que Barberá ya le interpuso una querella después de que la acusase de ser la responsable política de Emarsa. Una querella que finalmente se archivó.

La Justicia también archivó el verano pasado la querella por injurias que interpuso la alcaldesa de Valencia contra EL PAÍS tras publicar este periódico una grabación telefónica judicial en la que Álvaro Pérez, El Bigotes, manifestaba que estaba comprando para Barberá un bolso de lujo marca Louis Vuitton. En la grabación, El Bigotes también señalaba que había hecho regalos similares a la alcaldesa en otras tres ocasiones anteriores.

Oltra: "Cuando hay

un saqueo, los responsables

políticos dimiten"

El Ayuntamiento que preside Rita Barberá perdió, asimismo, la querella por supuesto delito de prevaricación contra la exministra Ángeles González-Sinde a cuenta de su orden de protección de El Cabanyal. El Tribunal Supremo la inadmitió el pasado otoño y ahora acaba de ratificarlo.

Varios diputados del PP aplaudieron en privado la decisión de Barberá de intervenir en el hemiciclo durante la sesión de control a Fabra para desmarcarse del escándalo del caso Emarsa. Y todo ello en presencia del portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, a quien la oposición criticó reiteradamente sin que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, pronunciase ni una palabra en su defensa.

La oposición desgasta

al Consell con los

recortes y la corrupción

Y es que Fabra se vio ayer sobrepasado por la dinámica parlamentaria, atenazado por una oposición que ha encontrado materia de desgaste en los recortes presupuestarios y en los nuevos casos de corrupción investigados por los juzgados.

El portavoz parlamentario del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, exigió sin éxito que el presidente del Consell explicase cómo atenderá a las 90.000 familias que no tienen recursos y sí derecho a la renta básica de ciudadanía. Alarte, que acusó al PP de “despilfarro, corrupción y paro”, denunció que la Comunidad Valenciana destina 129 euros por habitante en materia de servicios sociales, mientras la media española es de 280 euros.

“Espero que me responda con la cantinela habitual [de que la culpa es del Gobierno de Zapatero] y le hago una propuesta”, señaló Alarte, “deje de ser solidario con los 19.000 valencianos a los que les perdonó el impuesto de patrimonio y atienda a estos valencianos”.

Fabra insistió en

que no habrá recortes en

educación y sanidad

Fabra, en su intervención, volvió a insistir en que no habrá recortes en los servicios básicos de educación y sanidad y acusó a los socialistas de haber impuesto a los valencianos un sistema de financiación infradotado, que ha agravado la situación de crisis. El presidente del Consell, que hizo una defensa cerrada de las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy, acusó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de haber empobrecido a los valencianos en otros 2.700 millones de euros por haberse desviado en los objetivos del déficit previstos. “¿Cómo pueden hablar de paro, si los socialistas son los reyes del paro? ¿Cómo pueden hablar de recortes sociales, si ustedes redujeron el sueldo de los funcionarios y las pensiones?”, remachó y luego se marchó a intentar convencer a los empresarios de que el Consell “cumple, paga y va a hacer que podamos salir de la crisis”.