Bancaja ha invertido 200 millones en dos proyectos paralizados en México

El proyecto incluyó la compra de más 1.200 hectáreas para construir una zona turística de lujo en el litoral mexicano

Bancaja ha invertido 200 millones de euros en dos proyectos urbanísticos en el estado mexicano de Baja California que se hallan paralizados. La entidad, integrada ahora en Bankia, figura como promotora y entidad financiera de los proyectos denominados El Zacatón y Piedra Bolas, que se engloban dentro del denominado Plan Maestro Grand Coral Los Cabos, según desveló ayer la Cadena SER.

Una participación que Bancaja anunciaba en la página web del grupo mexicano Grand Coral Los Cabos y que ahora ha sido retirada. El proyecto de Bancaja incluyó la compra de más 1.200 hectáreas para construir una zona turística de lujo en el litoral mexicano.

Según explicó la Cadena SER, el Ayuntamiento de los Cabos autorizó en diciembre de 2010 a Plan Maestro Grand Coral los usos de suelo para el desarrollo terciario de la zona. Aunque a día de hoy los comerciales mexicanos del proyecto admiten que no se ha empezado a construir.

En el caso de la urbanización denominada El Zacatón se ha presentado la declaración de impacto ambiental requerida por el Ministerio de Medio Ambiente de México previa a la autorización de construcción.

El proyecto de Bancaja en El Zacatón incluye la edificación de 36.000 apartamentos turísticos, un campo de golf de 18 hoyos y las infraestructuras comunes. Esta urbanización, en la que ya se han invertido más de 200 millones de euros, está proyectada sobre una superficie de 400 hectáreas, de las cuales 108 serían zonas verdes.

Según contó a la SER Agustín Bravo, coordinador general del Centro Mexicano de Derecho Medioambiental, “se puede presuponer que es un proyecto especulativo, porque en Baja California Sur, no hay tanta demanda para esta oferta delirante”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Bravo argumentó que “se desconoce si [los promotores] tienen dinero para estas macroinversiones, pero todo apunta a que no es así: están buscando una ganancia de corto plazo al vender los usos del suelo y después dejarle a la población local los problemas que eso generaría”. Bancaja no quiso explicar cuál es la situación de sus proyectos en México.

En la misma zona del litoral mexicano la CAM invirtió 230 millones de dólares, a través de Hansa Urbana, en un proyecto denominado Cabo Cortés también estancado después de seis años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS