Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA DIPUTACIÓN DE BARCELONA

Matas cargó en un solo mes 20.000 euros de móvil a la ACM

El grueso de la factura son descargas del iPad de 2010 durante sus vacaciones en EE UU

Solo ICV pide explicaciones por las irregularidades

LA FACTURA DE LAS VACACIONES. La ACM pagó en agosto de 2010 una factura de teléfono de 21.660 euros. El grueso correspondía al consumo de Matas en sus vacaciones en EE UU. Ampliar foto
LA FACTURA DE LAS VACACIONES. La ACM pagó en agosto de 2010 una factura de teléfono de 21.660 euros. El grueso correspondía al consumo de Matas en sus vacaciones en EE UU.

Josep Maria Matas gastó más de 20.000 euros en una factura mensual del teléfono móvil de la Associació Catalana de Municipis (ACM). El importe corresponde a agosto de 2010 y coincide con el viaje que el secretario general de esta entidad municipalista hizo a Estados Unidos durante las vacaciones.

Este gasto en teléfono móvil se suma a los importantes cargos que Matas hizo desde una empresa de su propiedad a la entidad que agrupa a la mayor parte de los municipios de Convergència i Unió. Matas, actualmente coordinador general de la Diputación de Barcelona, fue secretario general de la ACM entre 2000 y 2011. Las presuntas irregularidades cometidas por el dirigente nacionalista motivaron que ayer Iniciativa per Catalunya pidiera explicaciones de su actuación en la entidad y que se hagan públicos los contratos entre la ACM y la empresa de Matas, Parés i Solé, que facturó casi un millón a la asociación. CiU, el PP, el PSC y ERC se inhibieron y optaron por el silencio.

Además de sus negocios privados gracias a Parés i Solé, SL, durante los años en que Matas estuvo en la ACM también alimentó su fama de bon vivant. No en vano disfrutaba de un alto nivel de vida a costa de esta entidad privada, que se nutre de fondos públicos. Algunos ejemplos son sus copiosas comidas a cargo de la entidad y el hecho de que utilizara a menudo el coche oficial y el chófer del presidente, Salvador Esteve, para desplazarse entre su domicilio en La Garriga (Vallès Oriental) y Barcelona.

Este estilo de vida contrastaba con la delicada coyuntura económica que vivían los Ayuntamientos para los que trabaja la ACM. La importante reducción de los ingresos propios de los Consistorios los había dejado en una situación muy frágil. “Nuestro margen de maniobra es mínimo”, había alertado en 2009 Salvador Esteve, entonces presidente de la ACM y actualmente presidente de la Diputación de Barcelona.

Su estilo de vida contrastaba

con la delicada coyuntura

económica de  los Ayuntamientos para los que trabaja la  ACM

Las reducciones de las ayudas no solo afectaban a los Ayuntamientos, sino también las arcas de la ACM. El 7 de julio de 2010 Jaume Gilabert, presidente de la Diputación de Lleida, informó por carta a la ACM del recorte de la subvención a esta entidad. Sin embargo, ni en aquella delicada coyuntura Matas bajó un ápice su tren de vida.

A la vuelta de sus vacaciones de agosto en Estados Unidos, llegó a la ACM una abultada factura de Vodafone. Su importe —incluye las llamadas y los movimientos efectuados entre el 5 de agosto y el 4 de septiembre— ascendía a 21.660 euros. A pesar de que la factura corresponde a un contrato conjunto para 14 líneas, la gran mayoría del gasto era del teléfono móvil de Matas, pues 16.814 euros eran de transmisión de datos. Esto se explica por las numerosas descargas realizadas desde su iPad, la tablet de Apple que Matas pidió a la ACM para poder usar durante sus vacaciones de verano. Además, el resto de las líneas eran de teléfonos de las oficinas de la ACM, que en agosto estaban prácticamente cerradas por vacaciones, lo que implica que las llamadas y los mensajes también eran mayoritariamente del teléfono de Matas.

Las informaciones sobre irregularidades de Matas cuando estaba al frente de la ACM están provocando un gran malestar en CiU. La formación nacionalista se debate entre obligarlo a dimitir o mantenerle en el cargo de número dos de la Diputación de Barcelona y presidente de CDC en Osona.

La gestión de Matas

en la ACM causa

malestar en CiU

Matas mantiene una conocida rivalidad con altos cargos del partido como Germà Gordó, actual secretario del Gobierno y exgerente de CDC, que forma parte del núcleo duro del partido junto con Artur Mas, Oriol Pujol y Francesc Homs. Se da la coincidencia de que fue Matas quien sustituyó a Gordó en la secretaría general de la ACM. Otro alto cargo con quien Matas ha tenido enfrentamientos es Joan Reñé, presidente de la Diputación de Lleida.

En la comarca de Osona, su tierra natal, Matas es bien visto por un sector del partido al que ayudó a través de la ACM durante la travesía del desierto de CiU, entre 2003 y 2010. Sin embargo, provoca recelos entre algunos de los dirigentes locales más veteranos, que se vieron arrinconados cuando él cogió las riendas del partido.

Entre las personas que no están interesadas en la dimisión de Matas figura Salvador Esteve, presidente de la Diputación. Fue él quien lo nombró para el cargo actual. Además, Esteve fue el máximo responsable de la ACM hasta 2011.

Más información