Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se jacta de ser el socio de Mas e impone sus cuentas en Cataluña

Los populares planean abstenerse en la votación de las cuentas, pero no descartan votar sí

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP de Cataluña.
Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP de Cataluña.

El Partido Popular (PP) de Cataluña permitirá finalmente la aprobación de los presupuestos de la Generalitat para 2012 tras el acuerdo que ha cerrado la pasada madrugada con Convergència i Unió (CiU). Así lo ha confirmado en una conferencia de prensa la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, quien ha presentado los 10 puntos del acuerdo, que incluyen modificaciones en la tasa turística y la farmacéutica impulsadas por el Gobierno de CiU y reducciones en el nuevo canon del agua. Por segundo año consecutivo el PP ha presentado el acuerdo sin ningún representante del Gobierno. En principio, el PP se abstendrá mañana en la votación. "Son las cuentas del Gobierno de la Generalitat", ha dicho la líder popular, aunque ha dejado abierta la posibilidad de votar a favor.

Alicia Sánchez-Camacho ha asegurado, además, que el pacto va más allá de las cuentas. “Es un compromiso político de presente y de futuro”, ha afirmado. Y ha añadido que el acuerdo implica la renuncia de hecho a la geometría variable que ha intentado CiU en el Parlament. “La geometría variable se visualiza hoy: el Gobierno ha escogido un socio, que es el PP”. También ha señalado que el PP es una fuerza central hoy en Cataluña. “Aquel a quien le moleste que el PP sea determinante en Cataluña, que se vaya acostumbrando”.

El decálogo del pacto

1. Programa de reactivación económica

A). Ley de de apoyo a los emprendedores. Plan catalán de ocupación.

B). Seguimiento presupuestario.

C). Techo al gasto no financiero. Impulso a la ley de Estabilidad Presupuestaria.

D) Ley de transparencia sobre los salarios y nombramientos públicos.

2. Racionalización del sector público. Reducción del 25% de las empresas públicas, que se suma al 10% aplicado en 2011.

3. Deuda municipal.  Aumento de 200.000 euros del fondo de la Generalitat para pagar la deuda a los municipios. 

4. Construcción de 12 centros educativos y sanitarios.

5. Catálogo de prioridades equipamientos sociales. Elaboración de un informe para remodelar y construir 58 centros educativos y 27 sanitarios.

6. Mantenimiento de ayudas a centros con alumnos con necesidades especiales. El Gobierno asegura la subvención del 75% del salario mínimo a los trabajadores con discapacidad.

7. Mejora del presupuesto para víctimas de terrorismo.

8. Capítulo de tasas.

A) Tasa sanitaria: entra en vigor en mayo o junio. Quedan exentas las personas con pensiones no contributivas; los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción (RMI) y los colectivos de desfavorecidos y minusválidos que establezca Bienestar Social. No se abonarán medicamentos inferiores a un precio de 1,67 euros y no se pagará a partir de la receta número 62. 

B) Tasas turística: entra en vigor el 1 de noviembre. El importe máximo será por siete noches y será aplicado a un máximo de dos personas por estancia. La cuota para Barcelona será de 2,5 euros, 1 euro y 0,5 euros. Hasta los 16 años se estará exento de pago. El 30% del impuesto irá para los entes locales, excepto para Barcelona, que tendrá la mitad de beneficio surgida del sobrecoste de la tasa en la ciudad.

C) Canon de agua: Se aplaza seis meses la aplicación del canon a los Ayuntamientos y se reduce el canon para las empresas distribuidoras. El sector gozará de deducciones al tener que hacerse cargo de los impagados.

9. Presupuestos de 2011. Cumplimiento del acuerdo suscrito.

10. Compromiso de mejora de las dotaciones y recursos de los Mossos d'Esquadra

Tras la comparecencia de Sánchez-Camacho, el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha valorado el acuerdo porque “permite sacar adelante unos presupuestos en tiempos difíciles”. Con todo, Homs ha intentado marcar distancias con la presidenta del PP. Si bien ha admitido que el acuerdo compromete la actuación política de CiU en algunos ámbitos, ha destacado que no es así en otros,como la reivindicación del pacto fiscal y la ley de consultas. Homs ha rehuido referirse al PP como socio estable. “El PP es un referente de responsabilidad”, ha dicho. Y ha admitido que el Gobierno de CiU tiene algunos “objetivos compartidos” con el PP para Cataluña y para España.

Pese al acuerdo suscrito y a la documentación hecha pública, el acuerdo sigue teniendo grandes lagunas. Ni el PP ni el Gobierno catalán han sabido cuantificar hoy los ingresos que tendrá este año el Ejecutivo por las nuevas tasas e impuestos creados. Sánchez-Camacho no lo ha querido concretar y el Gobierno ha remitido a la sesión parlamentaria de mañana.

La líder del PP ha destacado que gracias a su formación "hay mejoras en la tributación fiscal de los catalanes”. En este sentido ha esgrimido algunos de los acuerdos arrancados a CiU referentes a la tasa farmacéutica y el canon del agua. “La tasa farmacéutica ha sido muy mejorada porque se ha conseguido la demora de aplicación de esta tasa de tres meses y, además, los colectivos con peor situación económica estarán exentos de pago”. “Los enfermos crónicos amparados por el fondo de acción social no tendrán que pagar el euro por receta”. Sobre la tasa turística, el PP ha conseguido que no se cobre hasta el próximo noviembre, se ha reducido el precio por día y se limita a un máximo de dos personas por habitación el pago de la misma, algo que beneficia a las familias y los grupos. Sobre el nuevo canon del agua, el PP prevé reducir un 25% sobre lo que había previsto el Gobierno.

Sánchez-Camacho, visiblemente satisfecha, ha asegurado que su partido “ha podido mejorar, rectificar y corregir una serie de medidas de compromiso con la austeridad y el impulso de equipamientos públicos”. Y ha resumido en una frase la filosofía del mismo: "El acuerdo se basa en los objetivos del PP para Cataluña y para España". En el terreno político, CiU se ha comprometido a presentar este año una ley de emprendedores en línea con la que está elaborando el Gobierno central, a agilizar la ley de estabilidad presupuestaria catalana y a fijar un techo de gasto antes de la presentación de los presupuestos. Pese a haber logrado rebajas en ingresos por tasas e impuestos y a haber comprometido nuevas inversiones, Sánchez-Camacho ha asegurado que “el presupuesto cuadra” porque se han redistribuido partidas.

El documento que presentó el PP a la reunión, de 10 páginas, no solo pone negro sobre blanco los compromisos adquiridos con las cuentas, sino que además establece preacuerdos para otras cuestiones económicas: una hoja de ruta económica que incluye el diseño de una ley de emprendedores propia para Cataluña, una mayor racionalización del sector público, mejorar los mecanismos del control presupuestario e impulsar una ley de transparencia de todas las instituciones que reciben dinero público.

La impronta del PP se notará en los presupuestos, ya que los populares han logrado minimizar el impacto de la tasa turística este año -la Generalitat preveía ingresar 130 millones de euros por la tasa turística, cifra que quedará en apenas 13 millones-, limar el canon farmacéutico -los catalanes pagarán el euro por receta a partir de mayo- y un reparto de las subvenciones más acorde con sus posicionamientos; por ejemplo, el Gobierno reducirá al mínimo su aportación al Memorial Democrático, pero ampliará la subvención a víctimas del terrorismo. En la filas populares han llevado la negociación Enric Millo, Jordi Cornet, José Antonio Coto, Santi Rodríguez y Pedro Chumillas, y por parte de CiU han sido Jordi Turull, Ramon Espadaler y Francesc Homs, aunque ayer también acudió a la reunión Oriol Pujol.

El Parlament tiene previsto votar mañana los presupuestos pero la Ley de Medidas Fiscales y Financieras, que acompaña a las cuentas e incluye todas las tasas, caerá del orden del día. Iniciativa anunció ayer su intención de llevar la norma al Consejo de Garantías Estatutarias, el organismo que revisa la adecuación de las normas al Estatuto. Sus dictámenes no son vinculantes, pero la revisión supondría un retraso de hasta un mes. Para llevar una ley al Consejo de Garantías Estaturias es necesaria la firma de 14 diputados. A los 10 diputados ecosocialistas se sumaron ayer los tres de Ciutadans y hoy los tres de Solidaritat. El portavoz del Gobierno de CiU ha reprochado la actitud de estos partidos de la oposición y ha cuantificado en 30 millones de euros el dinero que se dejará de ingresar por la demora en la entrada en vigor de las nuevas tasas. “Con esto, tiramos 30 millones por la borda”, ha dicho Homs.

Más información