Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿El dinero sigue al paciente?

El PSM critica que la Comunidad de Madrid esté "regalando dinero" a los hospitales privados

Según sus datos, centros como Valdemoro o Torrejón cobran por pacientes que no tratan

El dinero sigue al paciente. Es la máxima que resume la filosofía de la remodelación del sistema sanitario que trajo consigo el área única sanitaria en Madrid. Cuando se presentó, en 2009, la Comunidad de Madrid contó que los centros iban a tener que competir entre ellos, de forma que los que se gestionaran de forma más eficiente recibirían más recursos. Los servicios con más demanda, los que consiguieran más clientes, recibirían más incentivos (dinero). El sistema, en 2012, aún no funciona como quería el entonces consejero de Sanidad Juan José Güemes. Los hospitales aún no cobran en función de cuántos pacientes han conseguido atraer.

Excepto en el caso de los hospitales de gestión privada. El de Valdemoro (gestionado por Capio) y el de Torrejón de Ardoz (de Ribera Salud) cobran por paciente. El último, por ejemplo, tiene asignados 133.000 habitantes de la zona, por los que cobra a la Comunidad de Madrid 570 euros anuales por cada uno. El contrato que rige esta concesión administrativa señala, en el punto 18, que los pacientes de su área sanitaria que sean tratados en un hospital diferente se le deben restar. Y eso, denuncia el portavoz de Sanidad del grupo socialista en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, no está sucediendo. 

Freire asegura que la Comunidad de Madrid está "regalando dinero" a la empresa concesionaria del hospital de Torrejón de Ardoz por no facturarle la asistencia sanitaria que se da a los habitantes de la zona asignada cuando acuden a otro centro sanitario. El diputado socialista asegura que se ha puesto en contacto con los hospitales de la zona de influencia de los de gestión privada: "No existen instrucciones o circulares, ni siquiera internas, que digan cómo hay que facturar a los pacientes que proceden de Torrejón o de Valdemoro", asegura. "El sistema de facturación por el que se resta dinero de la cápita a estos centros privados no se ha implementado", añade.

La Comunidad niega las acusaciones del PSM, pero no ofrece datos sobre las cantidades que resta a los hospitales de gestión privada

A preguntas de EL PAÍS, un portavoz de la Consejería de Sanidad asegura: "A los pacientes que pertenecen al área del hospital de Torrejón y son atendidos en otros centros se les descuenta ese importe en la liquidación de final de año tal y como viene contemplado en el pliego". Este periódico, sin embargo, ha pedido datos concretos sobre qué importe se ha descontado en años anteriores por este concepto. En concreto, ha solicitado saber cuánto se descontó en 2011 al hospital de Valdemoro, que es el que lleva más tiempo abierto. No ha obtenido respuesta.  

"Sin duda, es posible que exista una normativa interna, pero si es desconocida por responsables clínicos, personal de administración e incluso responsables de gestión, sería una normativa inútil (¡más que interna, clandestina!). Si no se conoce no se aplica, si no se aplica no se factura, y si no se factura se estaría regalando dinero de la sanidad pública a las empresas concesionarias", asegura Freire. "El gobierno del PP es de hecho juez y parte en este experimento de privatización sanitaria. Por ello debiera ser particularmente riguroso en el cumplimiento del contrato y en su transparencia. Importa mucho aclarar esto porque a los dos hospitales de este tipo existentes en Madrid en la actualidad, Valdemoro y Torrejón, se añadirán dos más en unos meses, Móstoles y Villalba", añade. 

La Consejería de Sanidad paga 571,50 euros por cada paciente que atiende el hospital de Torrejón de Ardoz, el primero de los cuatro prometidos por Esperanza Aguirre para la pasada legislatura. Sanidad lo adjudicó a una unión de empresas -la única que se presentó al concurso- formada por Ribera Salud, Asisa y FCC por 30 años y un importe de 2.127 millones de euros. La prima por persona y año es de 428,35 euros para la prestación de asistencia sanitaria y otros 143,15 euros por el resto de servicios. Esas cantidades sumadas y multiplicadas por el número de habitantes que Sanidad cederá al hospital (133.411) dan como resultado el canon anual para los próximos años: 76,1 millones.

El hospital de Torrejón es una concesión administrativa, es decir, supone la cesión total de la construcción, gestión y provisión privadas de la asistencia sanitaria. Contrata a sus propios médicos, enfermeras y personal de otras categorías. Sigue así el modelo que inauguró el hospital de Valdemoro, el primero en el que todos los servicios los proporcionan empresas. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram