Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los científicos revisan la edad de las pinturas de la cueva de Nerja

La datación de unos restos de 43.000 años abre las puertas al nuevo estudio de los dibujos

Fotografía facilitada por la Fundación Cueva de Nerja de pinturas rupestres que representan focas.
Fotografía facilitada por la Fundación Cueva de Nerja de pinturas rupestres que representan focas.

La datación de unos restos orgánicos situados junto a seis pinturas rupestres que representan varias focas y otros animales en la cueva de Nerja (Málaga) ha arrojado un resultado que, de confirmarse en el futuro, sacudiría los cimientos de la paleontología. Los restos de carbones hallados a diez centímetros de las pinturas, datados en unos laboratorios de Miami, tienen una antigüedad de entre 43.500 y 42.300 años. De coincidir esta fecha con la edad de los pigmentos de la pintura –aún pendientes de datar- podría hacer revisar las teorías sobre la autoría de las pinturas..

El profesor de Prehistoria de la Universidad de Córdoba y director del proyecto de conservación de la cueva, José Luis Sanchidrián, ha dicho que la investigación podría concluir en “un bombazo académico”. Las focas de las paredes de la cueva de Nerja quedarían situadas como la primera obra de arte y la primera no realizada por el hombre propiamente dicho.

Sin embargo, esta posibilidad no es más que una "hipótesis plausible" de trabajo de los investigadores de la Cueva de Nerja. Antonio Garrido, director del Instituto de Investigación Cueva de Nerja y conservador, explica que hasta ahora, las dataciones de restos orgánicos más antiguos de la cavidad eran de 24.480 años, del periodo gravetiense del paleolítico superior inicial, y que los restos humanos más remotos eran de 19.000 años.

Las dataciones, con diferentes técnicas, entre ellas el carbono 14, de los nuevos restos orgánicos carbonizados en la base de las pinturas arrojan un resultado sorprendente: tienen entre 35.000 y 43.500 años, lo que los sitúa en el periodo musteriense, en el paleolítico medio. En esta época habitaron los neandertales, de los que no se conocen manifestaciones artísticas. El hallazgo abre otros posibles interrogantes sobre si los neandertales que habitaban en el sur de España se encontraron con homo sapiens, sobre si llegaron a convivir o incluso abre la posibilidad de alargar la cronología aceptada de la especie humana.

En el presente periodo de investigación de la Cueva de Nerja, que termina en 2013, no está prevista la datación de los pigmentos pictóricos. Eso quedaría para futuros planes de estudio en una cavidad de la que apenas se conoce el 20% de su capacidad arqueológica. "El estudio de geofísica y potencia sedimentaria nos arroja siete metros vírgenes de potencial arqueológico. Tenemos 10 metros de excavación ya realizada que nos dan una antigüedad de restos de 25.000 años. Los siete metros que quedan tienen un potencial estratigráfico impresionante", afirma Garrido.