Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sendero sinuoso de Jeff Wall

'The crooked path' puede verse hasta finales de febrero en Santiago

Imagen de Jeff Wall expuesta hasta finales de febrero en Santiago.
Imagen de Jeff Wall expuesta hasta finales de febrero en Santiago.

 

¿Pintor, fotógrafo, cineasta? Esta es una de las preguntas que surgen al ver la exposición The crooked path (El sendero sinuoso) dedicada a la obra del artista canadiense Jeff Wall, que incluye también piezas de destacados creadores contemporáneos que han influido en la creación del lenguaje artístico de Wall. Sin duda, la muestra que puede verse hasta finales de febrero en el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) de Santiago es uno de los acontecimientos culturales de los últimos tiempos en Galicia y la crítica es unánime al señalar que estamos ante una oportunidad única de ver y entender mejor la obra de uno de los artistas más influyentes de las últimas décadas. A lo largo de las próximas semanas el CGAC organiza visitas guiadas a la exposición de Jeff Wall que correrán a cargo de artistas, críticos o del propio director del centro, Miguel von Hafe.

 La semana pasada la visita guiada fue realizada por el crítico de arte David Barro, quien considera que Wall es, antes que nada, un pintor y esgrime como prueba de ello le predilección que demuestra el artista por grandes nombres de la pintura universal como Velázquez, Manet, Caravaggio o Gericáult. “Lo más atractivo de esta exposición es su condición caleidoscópica, la multitud de caminos que permite emprender a la hora de visitarla y la posibilidad de verla cada vez de una forma totalmente distinta”, indica Barro, quien considera especialmente acertado el hecho de que la exposición se diseñe “a partir de la conjunción de sus contradicciones y de las afinidades electivas del propio Wall”.

También se pueden ver obras de Fassbinder, Nauman o Duchamp

 En el recorrido por las salas, el visitante podrá ver las grandes fotografías montadas en cajas de luz que han dado fama universal a Wall (como The destroyed room o Picture for a woman) pero también piezas en formatos muy diversos de artistas que han sido muy importantes en la construcción de la filosofía estética de Wall como Marcel Duchamp, Bruce Nauman, Fassbinder, Diane Arbus o Rodney Graham, entre otros. Cada espectador puede elegir cuáles son las conexiones que existen entre las obras de estos creadores y las piezas de Wall.

 El propio Wall considera evidentes las conexiones entre la fotografía y el cine e incluso define al séptimo arte como “una forma rara de ver fotos”. Barro apunta que la obra de Wall en realidad nunca es narrativa porque éste nunca cuenta una historia sino que se limita a ilustrarla. “La fotografía borra el antes y el después del instante en el que se plasma una imagen y es el espectador quien aporta los aspectos narrativos, quien desarrolla un hilo argumental a partir de la imagen”.

 Damián Ucieda, joven artista coruñés, será otro de los encargados de realizar una visita guiada porla exposición. Asu juicio, Wall rompe los moldes de la fotografía porque la acerca al arte de la representación “siguiendo patrones o procedimientos más característicos dela pintura. Uciedaconsidera a Wall como un referente en su trabajo porque comparte con él su manera de entender la creación de una imagen. “Piensas en crear y no en capturar una imagen. El hecho de disparar una foto es el último paso de un proceso muy dilatado donde saber lo que vas a fotografiar antes de hacerlo es fundamental”.

Las imágenes captadas por Wall son cuidadosamente preparadas por el artista, de ahí que su trabajo tenga muchas conexiones con el que realiza un director de cine. Sin embargo, Wall no está particularmente interesado en que el público llegue ante sus fotografías con información previa sobre su obra. Lo cierto es que las imágenes que consigue tienen el poder de atraer la mirada del espectador y de centrar su atención a pesar de que vivimos en una época donde la sobredosis de imágenes es constante.

 El interés que despierta la obra de Wall ha conseguido mejorar las cifras de visitantes del CGAC. En diciembre se registraron cerca de 4.000 visitantes frente a los 3.000 que hubo en el mes de septiembre. La muestra llegó a Santiago procedente del museo Bozar de Bruselas. Reúne cerca de 130 obras realizadas por Wall a lo largo de las últimas cuatro décadas y por los artistas que le ayudaron a recorrer ese sendero sinuoso que ha colocado al fotógrafo canadiense entre los nombres más influyentes del arte contemporáneo internacional.