CiU y el PP prometen colaborar pese al 'no' de Duran a la investidura de Rajoy

Artur Mas asegura que su colaboración con el Gobierno será "leal"

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC, habla con el president Artur Mas.
Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC, habla con el president Artur Mas. EFE (ARCHIVO)

El no de Convergència i Unió (CiU) a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno no impedirá que CiU y el PP sigan colaborando en Cataluña. Así ha quedado claro en la sesión de control al Ejecutivo de Artur Mas celebrada esta mañana en el Parlament, durante la cual ambos partidos han mostrado signos de distanciamiento, pero sin dejarse de prometer colaboración mutua. CiU y el PP se han lanzado reproches durante toda la mañana, pero las paces se han acabado de hacer en una reunión de más de una hora que han mantenido el presidente y la líder del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, en la que se han comprometido a seguir colaborando.

El presidente de la Generalitat y líder de CiU, Artur Mas, ha asegurado que aspira a colaborar activamente con el Gobierno. “Todo el mundo tiene derecho a un margen de confianza y este margen se lo daremos al nuevo Gobierno”, ha asegurado Mas en la sesión de control quincenal en el Parlament. En contrapartida, el PP catalán ha asegurado que la negativa de Mas no implica que a partir de ahora dejen de colaborar en Cataluña.

Sánchez-Camacho ha utilizado su habitual gesticulación para mostrar su descontento con la posición de CiU en el Congreso. “Ustedes han cometido un grave error, perdieron una oportunidad para los catalanes al votar no a un Gobierno que quiere sacar a Cataluña de la crisis”, ha afirmado. Asimismo ha reprochado a CiU que haya contribuido a “prolongar la agonía” del Gobierno socialista y le ha exigido “seriedad y altura de miras”. Pero el tono de Sánchez-Camacho ha bajado repentinamente al hablar de su posición con vistas al futuro: “El PP no pagará con la misma moneda, nosotros somos responsables”, ha dicho.

Artur Mas le ha respondido que una cosa es la actitud de los diputados de CiU en Madrid y otra diferente la del Gobierno de Cataluña, antes de decir que mantendrá una “actitud de colaboración leal” con el Gobierno central. La condición que ha reiterado es que el Ejecutivo de Rajoy “respete” sus demandas. “Si entendemos que el principio de 'primero Cataluña' no se da, podremos tener otro tipo de colaboración, que no será tan intensa”, ha remachado.

La escenificación de un supuesto distanciamiento y posterior reconciliación entre CiU y el PP ha copado toda la jornada en el Parlamento. El día ha dejado imágenes como una acalorada discusión en los pasillos de la Cámara entre Alicia Sánchez-Camacho y la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega. “Os habéis equivocado”, decía la primera. “Tenéis que separar lo que pasa aquí de lo que pasa en Madrid”, le respondía Ortega.

El presidente de la Generalitat también se ha referido a su voto contra la investidura de Rajoy en respuesta al grupo de Esquerra Republicana (ERC), cuyo líder, Joan Puigcercós, le ha recordado que Rajoy dio un “portazo” a la demanda nacionalista del concierto económico. Mas ha asegurado que CiU intentará ser “razonable” y  no juzgará “toda la política de un Gobierno antes de que comience a funcionar”. Asimismo ha señalado que su formación marcará distancias con el PP si no hay compromiso de Rajoy con las reivindicaciones de los nacionalistas, pero ha dicho que la posición se decidirá en cada momento, “según evolucionen las cosas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

PSC, PP y ERC dialogarán los Presupuestos

Mquel noguer

La sesión de control al Gobierno catalán ha visualizado la apertura del baile del Ejecutivo catalán para buscar pareja con la que aprobar los Presupuestos para 2012. El PP ya ha dejado claro que está dispuesto a arrimar el hombro pese el no de CiU a la investidura de Rajoy. Y tanto el Partit dels Socialistes (PSC) como Esquerra Republicana (ERC) se han mostrado abiertos a negociar. Mas ha reiterado su agradecimiento a todos dejando claro que hay poco margen, que se debe cumplir el objetivo de déficit del 1,3% y que las tasas concretadas ayer como la del euro por receta, no tienen marcha atrás.

El jefe de filas de ERC, Joan Puigcercós, ha dicho que comparte con el Gobierno catalán el objetivo de “contener el déficit y mantener la cohesión social”, per ha dejado claro que no comparte los mecanismos utilizados por Mas, como instaurar el pago de un euro por cada receta médica. El presidente de la Generalitat le ha agradecido su “actitud constructiva”.

De forma similar ha trasncurrido el cara a cara entre Artur Mas y el jefe de la oposición, Joaquim Nadal. El presidente del grupo parlamentario socialista ha reiterado que quiere hablar con el Gobierno sobre los Presupuestos. Mas se lo ha agradecido, pero ha dejado claro que lo hará si el PSC está dispuesto a cumplir "la norma" del déficit del 1,3%. En los pasillos del Parlamento catalán, el nuevo primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha concretado que los socialistas rechazan medidas como el euro por receta médica y que exigirán medidas de "estímulo económico" más allá de los recortes.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS