Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa que redujo la plantilla del 061 busca ahora a 30 operadores

Iniciativa per Catalunya reclama que el director del SEM acuda al Parlament

De suprimir el 40% de la plantilla del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a contratar teleoperadores por decenas. Arvato Qualytel, la empresa que asumió la gestión del 061 el pasado 1 de diciembre pero prescindió de unos 90 empleados con el visto bueno del Departamento de Salud, ofrece dos semanas después 30 puestos de trabajo en el SEM a través de un portal de Internet especializado en ofertas de empleo para incorporarse al servicio telefónico “de forma inmediata”.

El cambio de parecer se debe a las nuevas exigencias de Salud tras los cientos de llamadas que el 061 dejó desatendidas la semana pasada por falta de personal, aunque el Departamento defendió que el servicio funcionó siempre “con total normalidad” y “con más personal que nunca”, según relató a este diario el director de las centrales de coordinación del SEM, Ramon Gras.

Qualytel, sin embargo, redujo los 280 empleados que atendían la línea telefónica a 167 trabajadores que no dan abasto para cubrir los tres turnos diarios además de los fines de semana.

Los trabajadores denuncian la inexperiencia de los contratados

El ajuste de personal ha provocado, además, que otros usuarios del servicio deban permanecer en espera durante más de cinco minutos hasta ser atendidos, detallaron empleados del SEM. “Es absolutamente inusual. No podemos perder tanto tiempo en caso de emergencia”, señalan trabajadores, que piden anonimato para evitar represalias.

Iniciativa per Catalunya, por su parte, reclamó en la comisión de Salud de ayer la comparecencia del director del SEM, Francesc Bonet, para que detalle cuántas llamadas quedaron desatendidas por el servicio entre el 1 y el 8 de diciembre. Tras esta última fecha, cuando EL PAÍS informó sobre el volumen de llamadas desatendidas por el servicio, la empresa concesionaria convocó de urgencia a 25 teleoperadores de la plantilla para cubrir los turnos, en los que solo se había previsto que trabajaran ocho empleados. También volvió a contactar con decenas de empleados que fueron despedidos para contratarlos de nuevo y varios de ellos ya se han reincorporado al trabajo junto a otros nuevos empleados.

“Primero dijeron que sobraba gente, ahora dicen que necesitan más gente... el servicio está mejorando pero ponen a muchos teleoperadores frente al teléfono sin apenas experiencia, no están respetando el proceso de formación”, denuncia otro empleado del 061.

Los exempleados del servicio han anunciado la apertura de un conflicto colectivo con la empresa concesionaria para denunciar las irregularidades realizadas por Qualytel en el proceso de selección, fase en la que según el sindicato CNT solo podía prescindir del 10% de la plantilla por tratarse de una subrogación del servicio.

Tras ganar el concurso público, la empresa subcontratada se estrenó realizando unas pruebas de selección a los 240 empleados de la anterior empresa concesionaria, pero solo contrató a 167. Unos 40 trabajadores no pasaron el proceso de selección por motivos que los sindicatos consideran injustificados. La compañía trató de defender la exclusión de los aspirantes aduciendo que estos no se ajustaban al “perfil profesional”, aunque la mayoría llevaban más de cinco años desempeñando esa labor. Varios de estos exempleados que teóricamente no se ajustaban al perfil incluso han sido contactados de nuevo por Qualytel para volver a trabajar en el SEM. Del mismo modo que la oferta realizada ahora por la empresa a través de Internet, se les ofrece una reincorporación de forma inmediata.