Entrenando más lento correrás más rápido (y no solo por estar más descansado)

Paradojas de la ciencia del deporte: trotando siempre a un ritmo medio no mejoras tanto como cuando lo haces más despacio

Dos corredores, en una carretera de Jaén.
Dos corredores, en una carretera de Jaén.Antonio Garcia / EyeEm / Getty Images/EyeEm

Ni ir a toda máquina ni quedarte a medias tintas. Sacar el máximo partido al entrenamiento pasa por dominar el arte de la baja intensidad. El éxito, aunque parezca mentira, está en salir a correr muchos más días a ritmos tranquilos y solo unos pocos a cuchillo. Es una estrategia que se conoce como entrenamiento polarizado y no solo mejora la resistencia cardiovascular entre quienes practican deportes cíclicos como el running, el ciclismo y la natación; si la mayor parte del tiempo de entrenamiento debe ser a una int...

Lo más visto en...

Top 50